En este juicio político emergieron más que nunca las interrogantes sobre la legitimidad que puede tener este Senado para emitir un veredicto, cuando tiene a más de la mitad de sus miembros involucrados o investigados por casos de corrupción.
Esta situación se repite en gran parte de los países latinoamericanos, donde los casos de corrupción afectan a la clase dirigente cada vez más.
En Brasil, dejando de lado la intensa disputa política, no deja de ser un momento relevante para la democracia, doloroso y dramático, según los analistas políticos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora