Claudia Favero, hermana de Daniel Favero, secuestrado y desaparecido en 1977 en La Plata, relató hoy su propio secuestro a los 20 años. "Me pusieron en una cama elástica, desnuda y me aplicaron picana en distintas partes del cuerpo mientras me interrogaban por mi hermano Daniel", detalló al declarar en el juicio que se realiza en la capital bonaerense.
"Yo lo que quiero es el cuerpo de Daniel, para poder cerrar esto", expresó Claudia a Télam, tras brindar hoy testimonio ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, que desde el lunes último juzga al represor Miguel Etchecolatz y a los expolicías Fernando Svedas, Raúl Machuca y Julio César Arguello por el secuestro y desaparición de Favero y María Paula Álvarez.
Claudia Favero relató hoy lo vivido por su familia en febrero y junio de 1977, cuando fuerzas armadas ingresaron a su casa en busca de su hermano Daniel, estudiante de la Facultad de Humanidades de La Plata y militante de la Juventud Universitaria Peronista.
El 11 de febrero de 1977 un grupo armado irrumpió en la casa familiar de Favero, rompiendo puertas y ventanas. Obligaron a Claudia Favero a permanecer tendida en el suelo mientras revisaban todas las dependencias en busca de Daniel. Luego se retiraron y regresaron al día siguiente para llevarse a Claudia y Luis Favero, el otro hermano.
"A mi hermano Luis y a mí nos ataron las manos, nos vendaron los ojos y nos llevaron a 'La Casita' que era como se le decía a la Brigada de Investigaciones. Ahí me golpearon con un objeto duro en la cabeza, en las articulaciones y en el esternón, mientras me preguntaban por mi hermano Daniel", relató Claudia ante el Tribunal que preside Germán Castelli.
La mujer recordó: "Yo les decía que no sabía dónde estaba Daniel. No me creían y me ahogaban colocándome una especie de goma en la cabeza".
"Me preguntaban por 'Severino'. Yo no sabía que ese era el nombre de guerra de Daniel. Yo no militaba y no sabía lo que era un nombre de guerra así. Teníamos un tío que se llamaba Severino, pero yo no entendía por qué me preguntarían por mi tío", contó.
Favero explicó: "Luego nos llevaron con Luis a 'El Campito' que luego supimos era el Destacamento de Arana. Allí me pusieron en una cama elástica, de esas de hierro. Sobre esa cama, desnuda, me aplicaron picana en distintas partes del cuerpo mientras me interrogaban por mi hermano Daniel".
"Después nos llevaron a la comisaría 5ª de La Plata. Estuve en la celda de mujeres donde había tres embarazadas, entre ellas, Adriana Calvo. Ahí no nos torturaron, sólo estuvimos alojados. Después nos llevaron de nuevo a 'La Casita'. Un médico me revisa y me dice que no podía salir porque tenía demasiadas marcas de golpes. Era muy evidente que me habían golpeado", relató.

Familia destruida

Claudia y Luis fueron liberados el 20 de febrero de 1977. Al regresar a su casa hallaron a su padre sentado en un sillón, en el que había estado desde que sus hijos fueran secuestrados. "Le habían dicho a mi papá que no hiciera nada, que nos iban a liberar. Ahí se quedó, sentado esperando. Mi mamá había sido internada en una clínica psiquiátrica", contó.
Luego detalló que el 1 de junio de 1977 volvió a irrumpir en su casa un grupo armado que nuevamente requería saber dónde estaba Daniel Favero.
La joven estaba en la casa con su madre, que había recibido el alta de la clínica pero seguía con tratamiento farmacológico. Ante la presencia armada, la mujer se descompensó por lo que Claudia se acercó a un jefe policial para rogarle que le permitiera ir a la cocina a medicar a su madre y pudo hacerlo.
Claudia aseguró que el policía que le permitió medicar a su madre era Machuca, uno de los imputados. Se le pidió que lo identificara y la mujer pudo hacerlo: "Es el que está (con campera) marrón".
"Luego de junio nunca más se presentaron en mi casa (las fuerzas armadas). Mi mamá tras salir de la clínica tomó fuerzas e integró el grupo de Madres de Plaza de Mayo desde donde peleó hasta el año pasado en que murió; mientras que mi papá esperó siempre a Daniel", lamentó.
Cuando se publicó la última lista de detenidos a disposición del Poder Ejecutivo nacional, "Daniel no estaba". "Mi papá tuvo un infarto, salió pero poco después murió", concluyó.

Fuente: Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 8 meses

Che Fernanda y Rubén, no sean tan cobardes o cagones en sus comentarios y digan que estos animales asquerosos ofenden a la especie humana y también a la animal, porque éstos últimos no piensan sus acciones, pero estos torturadores si lo hacen y disfrutan su labor . ¿saben una cosa? todos estos tipos y sus familiares son los que votaron a macri

Fernanda Aguero
Fernanda Aguero · Hace 8 meses

terrible relato

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 8 meses

Sin palabras


Se está leyendo ahora