El fin de semana, la Subsecretaría de Control Comercial clausuró un boliche y una fiesta clandestina en la capital salteña.
Desde ese organismo municipal informaron que continúan realizando controles en boliches, pubs y lugares de esparcimiento de la ciudad. Estos procedimientos se llevaron a cabo el viernes y el sábado pasados con el objetivo de brindar seguridad a los vecinos y hacer cumplir las normativas vigentes.
Según precisó el subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda, el operativo arrojó como resultado la clausura de un bailable ubicado en avenida Chile al 1600.
Explicó que el local incumplía con los requerimientos que establece la ordenanza 14.624 que reglamenta esos lugares, con el agravante de que los propietarios ya habían sido notificados previamente.
Los inspectores municipales también clausuraron una fiesta clandestina que tenía lugar en un club de Pueyrredón al 1200. Allí se desarrollaba un baile y se consumían bebidas alcohólicas con la presencia de 76 personas.
Las acciones
Avellaneda señaló que estas tareas buscan restablecer el orden y garantizar la seguridad de salteños y turistas. Finalmente, detalló que las actuaciones pasaron al Tribunal de Faltas para que decida las multas correspondientes.
El organismo, por cierto, también despliega fuertes controles en el corredor de la Balcarce, donde varios locales fueron clausurados durante los últimos fines de semana.
Esas medidas despertaron el rechazo de los empresarios y de algunos trabajadores del sector gastronómico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora