Esta mañana, la Subsecretaría de Control Comercial de la Municipalidad clausuró un conocido local de venta de comida, ubicado en avenida Reyes Católicos al 1600 por presentar diversas irregularidades, como: falta de higiene en la cocina, pollos en mal estado, y falta de documentación.

El procedimiento se realizó tras recibirse una denuncia anónima en la que se indicaba que en la casa de comidas se vendían pollos en mal estado. Al llegar al lugar, personal de Bromatología pudo constatar que el comercio incurría en graves irregularidades.

Además del mal estado de los pollos, presentaba falta de higiene en la cocina, tenía vencido el certificado de habilitaciones y carecía de: libreta sanitaria, certificado de manipulación de alimentos y certificado de Bombero.

En forma inmediata se labró el acta correspondiente y se procedió a la clausura del local. Las actuaciones serán elevadas al Tribunal de Faltas Municipal, que determinará el monto de la multa y el tiempo de la clausura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...