Un pequeño poblado al pie del nevado de El Chañi, en la provincia de Jujuy, guarda la memoria de lo acontecido el 30 de agosto de 1816.
En la región, un regimiento integrado por puneños creado por el coronel mayor Juan José Fernández Campero, hostilizaba a las tropas realistas.
Dicho regimiento actuaba en una de las seis comandancias en las que Martín Miguel de Gemes (gobernador de la Intendencia y a cuyo cargo estaba la defensa de la integridad territorial de las Provincias Unidas del Río de la Plata) había dividido el extenso territorio.
Fernández Campero defendía la Comandancia General de la Puna con un regimiento de 600 hombres, reforzado con partidas enviadas desde Salta por Gemes. El regimiento de la Puna estaba respaldado por el Congreso, por Belgrano y por el Director Supremo, quien ordenaba publicar partes y noticias sobre su accionar militar en La Gaceta de Buenos Aires.

Jura de la Independencia

Una vez declarada la Independencia, el Congreso dispuso que todos los habitantes debían tomar conocimiento de dicha declaración, jurar fidelidad a la Independencia lograda y lealtad a la Nación.
Cuando Belgrano ordenó comunicar a las tropas y a la población lo sucedido en San Miguel de Tucumán el 9 de julio de 1816, Fernández Campero decidió cumplimentar lo ordenado el 30 de agosto, día de Santa Rosa de Lima. (Fernández Campero informó el 28 de agosto que había elegido el Día de Santa Rosa para la ceremonia y el Congreso de Tucumán aclamó diecisiete días después -el 14 de setiembre- a la Santa como Patrona de la Independencia Nacional).
Con la lectura del documento conocido como La arenguita de Santa Rosa, se exhortó a mantener la lucha contra el tirano y a vivir en unión.
El 30 del corriente se conmemora el bicentenario del trascendente suceso en El Moreno, localidad de aproximadamente 400 habitantes, donde se asumió el compromiso de recordar el pasado fortaleciendo el presente.
Con tan importante compromiso se revaloriza la historia regional, se favorece la profundización de los contenidos educativos y la difusión de un relato que integra el patrimonio turístico-cultural de la localidad.
Saber que la Comandancia General de la Puna tuvo cuartel en El Moreno impactó fecundamente movilizando a miembros de la comunidad a planificar una velada patriótica al pie del Mirador Histórico (la noche del 29 de agosto) y finalizar la conmemoración al mediodía del 30 con un desfile cívico militar.

Efeméride

El reconocimiento a nivel educativo y legislativo del suceso ha sido formalizado, fruto de la labor constante con los docentes y autoridades de los tres niveles educativos, durante varios años.
Ello permitió recuperar un relato histórico que permanecía atesorado en documentos de la época para devolverle a la Puna salto jujeña la memoria de sus glorias.
En el año del Bicentenario de la declaración de la Independencia, la Puna y sus héroes tuvieron su primer homenaje el 29 de abril en la histórica Casa de Tucumán. Ponencias como la desarrollada en junio en el Congreso Internacional de Historia Militar, la difusión por radios de distintos lugares del país, publicaciones culturales y la obra El Clamor de la Puna, en sus tres ediciones, rompieron un largo silencio. La Puna y sus nombres hoy recorren un territorio que se asombra y conmueve ante episodios tan relevantes como heroicos.
Cartas como la enviada por Fernández Campero a Martín Gemes desde El Moreno en setiembre de 1816 en la que le decía: "Va el oficio adjunto para el señor Belgrano, espero le des curso, única prueba que apetezco de tu amistad sincera y de nuestro parentesco.
Manda siempre con confianza a tu amante primo y mejor amigo que te ama muy de corazón" son analizadas en el contexto de lucha en el que fueron escritas. Y revelan las acciones de capitanes puneños como Diego Cala, Agustín Rojas e Isidro Taritolay, los héroes sin tumbas ni monumentos recordatorios que fueron partícipes de la Independencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora