A 60 días de la asunción, el Gobierno admitió que comenzó "jugando muy rápido de entrada" en la gestión y consideró que los contratiempos que pudo haber tenido "son cosas puntuales".
"Van 60 días. Las cosas marchan bien. Lo que va pasando son cosas puntuales. Estamos gobernando plenamente, de manera normal", sostuvo un importante funcionario de la administración que encabeza el presidente Mauricio Macri.
Respecto de esas "cosas puntuales" que surgen como contratiempos o que acaparan críticas opositoras, en el entorno del mandatario reconocieron en diálogo con la agencia de noticias NA que se están adaptando al nuevo rol que les toca jugar en la Casa Rosada.
"Entramos con un ritmo, jugando muy rápido de entrada. Hay que ir construyendo circuitos a medida que avanzamos", admiten en Balcarce 50.
Al hacer la comparación con la gestión kirchnerista, en el Gobierno resaltaron que se "está tratando de llevar normalidad a un montón de cosas".
"Se va a ir volviendo cada vez más normal que haya convivencia y diálogo entre sectores políticos distintos", ejemplificaron, en alusión a la cercanía de Macri con el líder renovador, Sergio Massa.
Asimismo, criticaron la "visión medio infantil de colonizar lugares del Estado para resistir", como los casos del expresidente de la AFSCA, Martín Sabbatella, o el vicedirector de Radio Nacional, Vi cente Muleiro.

La polémica por los cuadros
El funcionario consultado también se refirió a la polémica generada por la decisión de descolgar los cuadros del expresidente Néstor Kirchner y del venezolano Hugo Chávez de Casa Rosada. "Sacamos un cuadro de un lugar donde no hay cuadros. Y uno es de un presidente extranjero. No hay decisión simbólica", aclararon.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora