A principios de año, el brote de dengue que azotó a Salta dejó al menos siete muertos. Si bien la mayor cantidad de casos se dio en el norte de la provincia, en la capital el temor estuvo siempre latente.
Antes de la llegada de las lluvias y para ganar algo de tiempo, la Municipalidad anunció ayer un amplio operativo, que se pondrá en marcha en octubre, para evitar la proliferación del mosquito transmisor del dengue. Esta tarea se realizará en conjunto con la Provincia y la Nación.
De acuerdo con el cronograma propuesto por las autoridades, y tras la etapa de relevamientos y análisis, el mes próximo comenzarán las tareas de campo. En una primera etapa, los trabajos comprenderán la capacitación de promotores ambientales, operativos de descacharrado, sellado de los pozos ciegos, erradicación de microbasurales, fumigaciones y saneamiento en los lugares donde se acumula agua.
El secretario de Ambiente y Servicios Públicos del municipio, Federico Casas, señaló: "Vamos a seguir formando promotores ambientales para generar un cambio cultural".
Mario Zaidenberg, coordinador regional de Control de Vectores del Ministerio de Salud de la Nación, adelantó que "en los próximos días vamos a capacitar a los promotores, porque ya debemos comenzar con las acciones de campo".
Desde el Primer Nivel de Atención, Gustavo Bravo, informó que se hizo un relevamiento de 48 barrios críticos y en ellos encontraron pocos lugares propicios para acumular agua. En la época de lluvia se realizará un nuevo relevamiento, para evitar así la proliferación de mosquitos, vectores de la enfermedad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora