Comenzó la mudanza en el Polivalente de Artes de la Salta. Hoy, a primera hora, estuvieron presentes los estudiantes del secundario para la reapertura del edificio que cuenta con un flamante techo.
Luego de casi tres años de luchas por las mejoras edilicias, los chicos no quisieron estar afuera del traslado de los mobiliarios, pupitres y de la limpieza del edificio. Muchos lo hicieron con gran entusiasmo y alegría, aunque también hubo algunas quejas.
"Si bien hay camiones para llevar el mobiliario no es justo que los estudiantes tengan que cargar tres pisos para realizar la mudanza. Creo que el Gobierno tranquiliamente podría haber puesto gente para hacer este trabajo", le contó a El Tribuno vía WhatsApp uno de los allegados a la institución.
El viernes se inauguraron las obras
El viernes, la ministra de Educación, Ciencia y Tecnología, Analía Berruezo y el secretario de Obras Públicas, Jorge Klix recorrieron las instalaciones junto a directivos, docentes y alumnos de la institución. Las obras representaron una inversión superior a $1.400.000. Las tareas contemplaron el reemplazo completo de los techos, demolición de parte de los sanitarios existentes para la refacción y el reemplazo de los tanques para optimizar el suministro de agua en el establecimiento.
Asimismo, se refaccionaron tabiques divisorios de las aulas del 1º y 2º piso, y se realizaron trabajos de impermeabilización en el techo de losa plana del último piso del área nueva de la escuela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


pablo Leañez
pablo Leañez · Hace 1 mes

Parece ago impensable en la mayoría de las escuelas de América Latina, pero es una práctica educativa que llena de orgullo a los japoneses. En la mayoría de los colegios de Japón los estudiantes de primaria y secundaria no solo tienen que barrer, trapear y servir la merienda como parte de su rutina escolar, también tienen que lavar los baños, una práctica se llama o-soji. "En la escuela, un alumno no sólo estudia las materias, también aprende a cuidar lo que es público y a ser un ciudadano más consciente", explica el profesor Toshinori Saito. "Y nadie reclama porque siempre ha sido así", le dijo al periodista de BBC Brasil Ewerthon Tobace. Además, cuenta Tobace, en las escuelas japonesas tampoco existen cafeterías o comedores. Los estudiantes comen en la misma aula y son ellos mismos los que organizan todo y sirven a sus colegas. Y, después de la merienda, es hora de limpiar la escuela. Los alumnos se dividen en grupos, cada uno de los cuales es responsable de lavar lo que se utilizó durante la comida y de la limpieza del salón, los corredores, las escaleras y los baños en un sistema rotativo coordinado por los profesores. Tradición

pablo Leañez
pablo Leañez · Hace 1 mes

Parece ago impensable en la mayoría de las escuelas de América Latina, pero es una práctica educativa que llena de orgullo a los japoneses. En la mayoría de los colegios de Japón los estudiantes de primaria y secundaria no solo tienen que barrer, trapear y servir la merienda como parte de su rutina escolar, también tienen que lavar los baños, una práctica se llama o-soji. "En la escuela, un alumno no sólo estudia las materias, también aprende a cuidar lo que es público y a ser un ciudadano más consciente", explica el profesor Toshinori Saito. "Y nadie reclama porque siempre ha sido así", le dijo al periodista de BBC Brasil Ewerthon Tobace. Además, cuenta Tobace, en las escuelas japonesas tampoco existen cafeterías o comedores. Los estudiantes comen en la misma aula y son ellos mismos los que organizan todo y sirven a sus colegas. Y, después de la merienda, es hora de limpiar la escuela. Los alumnos se dividen en grupos, cada uno de los cuales es responsable de lavar lo que se utilizó durante la comida y de la limpieza del salón, los corredores, las escaleras y los baños en un sistema rotativo coordinado por los profesores. Tradición

Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

Me parece muy bien que los alumnos ayuden con la mudanza. Los quejosos podrían haberle pagado a unos cuantos changarines para que ayuden, en lugar de rebuznar.

Amaranta Buen Dia
Amaranta Buen Dia · Hace 1 mes

Me molesta saber que hoy los jovenes no quieren colaborar, eso si seran los primeros en marcar los pupitres con nombres y grafitis.

Claudio Javier Rivero
Claudio Javier Rivero · Hace 1 mes

no era mejor sacar una nota destacando la buena voluntad de los alumnos para con el traslado de las cosas???? siempre buscando la queja... y ya que los argentinos somos "hijitos" para quejarnos....: ahí está... Algun gran" ... pel...." siempre hay para quejarse de algo. En fin : Muy bien por los chicos que aportan al crecimiento de la cultura del "hacer des interesadamente" aunque se haciendo pasamanos con un par de sillas.


Se está leyendo ahora