Las jugueterías venderán un 10% más de unidades en ocasión del Día del Niño, que se celebrará el domingo próximo, pero la compra promedio será de 300 pesos, menor a la registrada el año pasado.
Así lo estimó un informe de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja), que a la vez pronosticó que la facturación prevista para este año será entre 20 y 30% superior a la de 2015.
Según la entidad, el Día del Niño, junto a la Navidad, son uno de los "eventos más importantes del año para los comerciantes de juguetes".
Este año se esperan ventas de productos más económicos: mientras que el ticket promedio en 2015 fue de 400 pesos, para esta temporada se esperan que los chicos reciban regalos de 300 pesos promedio, estimó Aadeja.
El director ejecutivo de la entidad empresaria, Carlos Restaino, resaltó que los precios de los juguetes han subido alrededor de un 15% promedio en lo que va del año, "muy por debajo de otros rubros".
El dirigente comentó que "a diferencia de la temporada pasada, los consumidores encontrarán en las jugueterías una mayor variedad: el mayor ingreso de productos extranjeros, además de enriquecer la oferta, repercutió en la modernización de los nacionales".
"Las jugueterías han incorporado nuevos conceptos interactivos y electrónicos que le den mayor valor de juego al juguete", añadió.
Restaino explicó que "desde inicios de 2016, los comerciantes de juguetes apostaron al compromiso afectar muy levemente los precios hasta fines de agosto, por lo que los consumidores no notarán grandes cambios respecto a las compras navideñas del año pasado".
Según datos difundidos por Aadeja, en los últimos años ha variado la edad de los consumidores: el uso de juguetes ahora no supera los 8 ó 9 años cuando antes los chicos jugaban hasta los 10.
Esa merma se compensó con el crecimiento de productos para bebés (de 0 a 4 años), "target que creció mucho", concluyó el informe empresario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jorge Rodriguez
Jorge Rodriguez · Hace 3 meses

Esperemos que los Funcionarios se pongan las pilas y EVITEN lo que sucedió el año pasado, que los días Viernes y Sábados anteriores al Día del Niño, se armó una FERIA ILEGAL en el Microcentro, perjudicando al comercio formal y por ende la recaudación de impuestos.


Se está leyendo ahora