Disconformidad y desconocimiento expresaron ayer algunos comerciantes con respecto a la aplicación de una ordenanza que dispone el cierre de supermercados, autoservicios e hipermercados en la ciudad de San José de Metán.
La norma 3641/2015, puesta en vigencia el domingo pasado, fue aprobada por el Concejo Deliberante saliente en 2015 y promulgada por el Ejecutivo municipal.
El autor del proyecto fue el exconcejal Federico Delgado, quien trabajó en forma coordinada con el Sindicato de Empleados de Comercio de San José de Metán.
La ordenanza surgió de la necesidad de otorgar el día domingo como descanso a los empleados de los establecimientos comerciales catalogados como supermercados, autoservicios e hipermercados. Cabe destacar que los trabajadores que desarrollan actividades esos días vienen recibiendo descansos compensatorios otros días, como los lunes.
Los propietarios de los cinco supermercados de San José de Metán se mostraron de acuerdo con la iniciativa y no abrieron sus puertas el domingo pasado.
Pero la polémica surgió con los más pequeños, que fueron notificados recientemente por la Municipalidad local.
"No nos pueden quitar el derecho de trabajar los domingos. No estoy de acuerdo con esta ordenanza, al igual que muchos comerciantes. Estamos atravesando un momento económico muy difícil para aplicar esta clase de iniciativas", dijo Héctor Toledo.
"En mi caso particular vivo una situación muy especial. Tengo empleados y necesito ayuda porque me falta el antebrazo derecho", señaló Toledo quien tiene un comercio de ramos generales en el barrio San Martín.
Algunos comerciantes también se quejaron porque no fueron invitados a participar de las reuniones que se llevaron a cabo la semana pasada en la Cámara de Comercio y en la Municipalidad, para ultimar detalles sobre la puesta en vigencia de la ordenanza.
"No estoy de acuerdo con esta disposición. Recién nos notificaron el viernes de algo que nos enteramos por los medios de comunicación porque no nos invitaron a las reuniones para escuchar nuestra opinión", dijo Mariela Campos, quien posee en maxikiosco.
"Nosotros tenemos empleados que están de acuerdo en trabajar los domingos y tienen todo el derecho. Debido a esta ordenanza el domingo pasado tuve que atender el negocio con mis hijos y no nos damos abasto porque es el único día que trabajamos un poco mejor", destacó.
Por otra parte, hubo comercios que no abrieron sus puertas el domingo por temor a ser multados, a pesar de que no fueron notificados por la Municipalidad.
"Desconozco la ordenanza porque no nos notificaron. Pero decidimos cerrar ante la falta de información, lo que me parece que está mal", dijo Angel Lizárraga, propietario de una carnicería.
"Yo tengo empleados pero trabajan de lunes a sábado. Los domingo trabajamos con mi familia", destacó.
La norma
La ordenanza dispone que los establecimientos comerciales catalogados como supermercados, autoservicios, hipermercados; o cualquier otro título, nombre o designación que adopten, deberán permanecer cerrados los domingos.
La norma indica que quedan excluidos los comercios mencionados que sean atendidos por sus dueños. Como así también los ubicados en las estaciones terminales de cualquier medio de transporte y los que tengan como actividad principal la elaboración y venta de pan, pastelería, repostería, heladería, comidas preparadas, bares y restaurantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora