El próximo 16 de octubre las mamás celebrarán su día. Desde flores hasta una jornada de descanso de todas las tareas diarias pueden ser un buen presente. Sin embargo, un regalo más es siempre esperado y bien recibido. En un recorrido por distintos comercios de Salta, gerentes y encargados de los locales manifestaron a El Tribuno la gran expectativa que tienen ante la llegada del último día comercial del año antes de Navidad y Año Nuevo.
Santiago Martínez es gerente comercial de una casa de electrodomésticos y fue uno de los más positivos a la hora de evaluar cómo esperan que sea el movimiento de las ventas para el Día de la Madre. "Desde el día de la apertura de este nuevo local, se colmaron las expectativas. Seguimos teniendo mucha afluencia de gente", destacó Martínez, a la vez que agregó que sabe que el movimiento comercial está frenado. "De acá en adelante debemos seguir con las promociones y en especial para este fin de semana. Vendemos un producto y damos de regalo otro, y eso está funcionando muy bien", destacó el gerente comercial.
En cuanto a las formas de pago, Martínez destacó que la empresa para la que trabaja ofrece planes de financiamiento, con el pago de la primera cuota en diciembre. También se logró acuerdos con algunas tarjetas de crédito, en su mayoría nacionales, para hacer planes de pago largos hasta en 18 cuotas. En cuanto a los productos más elegidos, los lavarropas, cocinas y heladeras siguen siendo una opción para los que buscan un presente para las madres.
"Algunos electrodomésticos pequeños, como licuadoras, también están entre los elegidos", afirmó el encargado comercial. Ante la consulta de El Tribuno sobre la venta de equipos de alta tecnología, Martínez destacó que en ese sector las ventas están lideradas por los televisores Led, seguidas por celulares y tablets. "Antes era segura la venta de la línea blanca, pero ahora la tecnología hace que hijos y padres busquen una netbook para las mamás", aseguró Martínez.
En cuanto al gasto promedio del los salteños, el gerente comercial destacó que en su mayoría es de $3.000, y en algunos casos un poco más, sin determinar qué tanto.
Además de la tecnología y los electrodomésticos tradicionales, otro de los productos elegidos para las madres es la indumentaria. Ropa o calzado están dentro de los obsequios más buscados. Remeras de todo tipo y maquillajes son algunos de los productos que más se venden. Sandra Flores maneja un local de prendas femeninas y maquillaje. En diálogo con El Tribuno, la gerente destacó que, si bien los precios no son altos, la mayoría de los clientes prefiere las compras con tarjetas.
"Los precios de las remeras van desde 200 a 600 pesos, pero igual van en tres pagos", destacó Flores.
La responsable de este local de ropa ubicado sobre la peatonal Alberdi destacó que se ve impedida de realizar acuerdos para pagos más flexibles porque los costos para el local son muchos. "En los planes largos con tarjetas, los costos los asumen los compradores y el comercio también, así que no estoy en condiciones de enfrentar esa situación", explicó Flores.
"La verdad es que la gente se guarda unos pesitos para comprar el asado y algo más como un postre, y el regalo lo pone en la tarjeta", aseguró Analía Ortega, vendedora a cargo de un local de calzado.
A la espera de los clientes, Analía está esperanzada en que el movimiento repunte hasta el domingo. "Ya pasaron las fechas de cobro y la gente no compró, así que no pierdo la esperanza de que el viernes y sábado vendamos", destacó. Con los pies puestos en la realidad, esta encargada de ventas destacó que la situación comercial está muy dura, por lo que las compras con seguridad serán en un 90% con tarjetas.

De los muebles a las flores

Hijos y padres, muchas veces, optan por regalar a las madres algo para la casa. Un juego de living, una mesa para el televisor y hasta un colchón nuevo son opciones.
Sergio Flores es dueño de una mueblería sobre la avenida San Martín y, ante la consulta sobre las ventas, afirmó seriamente que tiene "la esperanza de poder vender algo".
"La verdad es que todo el año estuvo flojo. La gente viene y compra en planes largos y no gasta más de 3 mil pesos. Espero que el Día de la Madre nos dé un empujoncito", le confesó a El Tribuno.
Sin perder las esperanzas, Flores destacó que la gente compra lo que puede, por lo que para el fin de semana preparará varios combos de oferta, entre los que predominarán los sommiers, colchones y mesas de luz.
En esta, como en otras mueblerías, los productos para el hogar siguen siendo los preferidos como regalo, solo que el bolsillo ya no soporta pagos de contado. "Hasta el momento las ventas son de muebles chicos que apenas superan los 2 mil pesos. Así que no espero que la cosa cambie", dijo resignado Tito, gerente de una mueblería de la avenida San Martín e Islas Malvinas.
En la feria de las flores de Urquiza y Pellegrini las vendedoras esperan que el Día de la Madre les salve el mes. "La verdad que para la primavera estuvo muy duro y nos quedamos con muchas flores", contó Delmira Contreras, dueña de un puesto de flores.
Un ramo de rosas tiene un costo de 200 pesos. Pero como todo se adapta al bolsillo del cliente, Delmira le contó a El Tribuno que tienen opciones desde 30 pesos. Un ramo preparado de clavelinas tiene un costo de 40 pesos. En el caso de las rosas, si son nacionales, el precio es de dos por $50, y sin son importadas, cada pimpollo tiene un costo de 40 pesos.
"Los más elegidos son los pimpollos de rosas y varas de lirios", afirmó Delmira, a lo que agregó que hay variedades de todos los precios y tamaños.
Así, el abanico para los compradores salteños para el Día de la Madre, que se celebra este domingo, es variado.
También se debe sumar la venta callejera. Ambulantes y manteros no perderán la oportunidad de ofrecer productos económicos hasta el último momento. Solo que en estos puestos la operación se hace de contado.
Para todos -tanto locales comerciales como manteros- la venta se prevé dura y peleada ante la falta de efectivo evidente.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora