Los fiscales penales Pablo Rivero y Ramiro Ramos Ossorio representarán al Ministerio Público ante la Sala V del Tribunal de Juicio en este caso donde se juzga a cinco médicos por el homicidio culposo del niño Luciano Abraham Gastón Martínez, de 7 años, del paraje Isonza.
Según consta en la investigación, el niño jugaba el 28 de Junio de 2012 por la tarde en el patio de la escuela 4596 Martín Miguel de Güemes del paraje Isonza, cuando se enredó en los cordones de sus propias zapatillas y, antes de golpear con el suelo, chocó su cabeza con la de una compañera.
Inicialmente fue asistido por la maestra y dos ordenanzas. Como no podía incorporarse, con ayuda del director fue llevado al puesto sanitario de Isonza, donde la enfermera le dio las primeras atenciones y lo derivó al hospital de Cachi. Allí el médico Alfredo Belmont lo diagnosticó como paciente con traumatismo de craneo temporal izquierdo y decidió que sea trasladado al Hospital Materno Infantil para que se le realice una atención más compleja y una tomografia.
El niño fue trasladado en ambulancia y durante el viaje presentó varios episodios de vómitos, somnolencia y trastorno leve del equilibrio. Fue recibido el día 29 a la 1 de la mañana aproximadamente por el profesional Alberto Aleman, quien dispuso dejarlo internado en observación pese a la advertencia de la enfermera interviniente de que la sala no era apropiada para el caso y que no tenía médico de guardia.
Tras una serie de situaciones que constan en el expediente, los distintos profesionales imputados tuvieron participación en la atención del niño, que finalizó con el fallecimiento del menor. Tras una pericia médica que se realizó durante la investigación, los peritos intervinientes consideraron que la actuación médica con clara relación causal en el desenlace fatal del niño, es la postergación de la cirugía una vez que se tenía el diagnóstico de hematoma epidural.
En el requerimiento a juicio consta que de la investigación surge que la muerte del menor Luciano Martínez fue resultado de la mala praxis médica producida por una serie de omisiones, negligencias y retrasos por parte de los médicos que lo atendieron en el Hospital Materno Infantil, que sucesivamente fueron restando posibilidades y chances de sobrevida al menor y que contribuyeron todos al fatal desenlace.
El tribunal estará compuesto por los jueces Mónica Faber, Mónica Mukdsi y Milagro López y la audiencia se desarrollará en la sala del Tribunal Electoral de la Provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora