Hoy comenzará el juicio por el femicidio de la docente rural Evelia Murillo, producido el 3 de octubre de 2014 en el paraje El Bobadal, al este de la ciudad de Tartagal. La maestra fue asesinada de un tiro en el pecho por José Tomás Cortez, de 66 años, único imputado en la causa.
En esa trágica jornada, la mujer había defendido a una de sus alumnas wichis por un intento de abuso sexual por parte del lugareño imputado. Acción que en horas de la noche desemboco en un homicidio.
El juicio oral y público que comenzará hoy por el crimen de la docente se realizará a partir de las 8.30 en la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal. Allí empezarán a juzgar a Cortez por el delito de "homicidio calificado por violencia de género en concurso real con amenaza con arma de fuego en grado de autor".
Los magistrados serán Ricardo Martoccia, Osvaldo Chehda y Azucena Vázquez.
En la causa se constituyó como querellante la hija de la víctima, Sofía Evelia Murillo. Mientras que la defensa estará a cargo del doctor Juan Carlos Sánchez. Uno de los juicios más importantes en lo que va del año en la provincia tendrá lugar durante 48 horas, es decir, arrancará hoy y en teoría debería concluir mañana.
A oscuras en el campo
El ataque se produjo entre las 21.30 y 22 del viernes 3 de octubre de 2014, luego de casi 8 horas otra maestra de unos 6 kilómetros del lugar del hecho se enteró de los sucedido tras recibir un mensaje de texto de una alumna wichi. De inmediato alertó al personal policial de Tartagal que en una comisión se trasladó al lugar.
El cuerpo de Evelia Murillo yacía en la puerta de la escuela con un disparo en el pecho. Datos recogidos en ese momento, indicaban que previo al ataque la mujer estaba con los ocho alumnos en la escuela albergue, por la tarde salió dejando a cargo de los chicos a la joven Acosta.
Al regresar, la muchacha le contó a la maestra Evelia que un hombre le había ofrecido dinero por sexo, el sujeto regresó al lugar y la maestra lo terminó corriendo, lo que habría desatado la ira del sujeto que horas más tarde regresó armado y terminó con la vida de la maestra rural.
Tras el asesinato de la mujer en la puerta de la humilde y abandonada institución escolar, un grupo de ocho niños aborígenes y la joven Erica Acosta, de 18 años, quien había recibido la propuesta de Cortez, salieron hacia el campo donde pasaron la noche aterrorizados por lo sucedido soportando horas de incertidumbre y terror.
Baquianos del lugar y policías encontraron al grupo de chicos escondido en pleno monte del Chaco salteño cerca del mediodía del sábado 4.
Después del crimen, el asesino estuvo prófugo de la Justicia unas 48 horas y fue capturado sobre la ruta 86 kilómetro 7, cerca de las 14.30.
Esa mañana dominguera familiares, amigos y gente conmovida con lo ocurrido despedía los restos de Evelia en el cementerio de la Divina Misericordia de nuestra capital.
De maestra a heroína
Frente al crimen a sangre fría de Evelia Murillo, la docente se transformó en símbolo de heroísmo y ejemplo, no fue para menos, ya que su acción surgió desde el corazón pero también de la racionalidad de una maestra que pretendió, en ese momento, preservar la integridad de su alumnado.
Su heroísmo se elevó a nivel nacional y fue exaltado por diferentes profesionales del país.
Durante ese año, en Salta hubo 14 mujeres que perdieron la vida en manos de algún femicida.
A nivel nacional, y según datos aportados por la ONG La Casa del Encuentro, hubo un total de 277
mujeres asesinadas por hombres.
Manifestacion evelia murillo.jpg

La sociedad toda se movilizó por el crimen

Distintas marchas se realizaron en Salta capital y el interior. El asesinato de la docente rural Evelia Murillo movilizó la estructura social provocando movilizaciones en distintos sectores.
Tanto en capital como en el interior provincial, la gente salió a las calles con pancartas como bandera para rechazar ese tipo de acciones en contra de las mujeres. "Ni una menos", fue el grito al unísono de toda una sociedad salteña.
En el área docente también hubo revuelo, el crimen destapó una situación de tantas no contempladas por el Estado provincial. Docentes y maestras rurales trabajando prácticamente en zonas olvidadas como el Chaco salteño, sin la seguridad mínima entre otras tantas necesidades.

El mensaje y profundo dolor de su familia

Ante el inicio del juicio por el crimen de la docente Evelia Murillo en 2014, su familia hizo llegar estas líneas al diario el Tribuno, a continuación el mensaje de sus seres queridos con profundo dolor:
"Querida hija, madre, hermana, tía: ha pasado un año y seis meses desde aquel día en el que te arrebataron tus sueños, tu vida, tan dolorosamente que hasta hoy no hay consuelo, no hay explicación; si solo tristeza y dolor.
Queremos compartir este mensaje con todos los que te conocieron y los que no; pero saben tu triste destino y que nos alientan y dan fuerzas.
En estos días comenzara el juicio al culpable de tu muerte.
En nuestros corazones no hay venganza, solo silencio, dolor y esperanza que se haga justicia. Por ti y por todos aquellos que se fueron de este mundo sin saber por qué.
Hoy queremos homenajear a Carmen Evelia con estos versos escritos por el Prof. Ramiro Maldonado Claure a quien agradecemos junto a muchos más que escribieron y publicaron cariñosas palabras sobre nuestra querida hija.
Es solo una parte de 'Canto a Evelia'
'Poner voz y melodía en las trazas de la Vida / en el Canto del Pueblo, sintiendo el aroma de tu alma blanca/ a fuerza de tizas, de cuadernos raquíticos, de pies descalzos, / de rostros curtidos, rostros pequeños, rostros de olvido, injusticia y pobreza avanzada/.
¡Ha muerto Evelia! Maestra de El Bobadal;/ ha partido una tiza blanca,
¡ ... Una tiza escribiendo su labor!/
Tiza blanca incrustada en la pobreza, tiza blanca incrustada en la Vida,/ ¡ ... defendiendo a la Vida! solo a la Vida, ... solo al Amor'.
Nuestro agradecimiento al Diario el Tribuno y a todos los cronistas y fotógrafos que con sus notas mantienen vivo el recuerdo de la maestra Evelia Murillo.
Donde este dirá ¡Presente!
¡Como ayer, hoy y para siempre!
Que en paz descanses.
Tú Familia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora