Con la entronización de la imagen de la Virgen María de la Peña, se iniciaron hoy las celebraciones en el paraje Yariguarenda, a 15 kilómetros al norte de Tartagal y principal centro de devoción mariano norteño. Es la festividad católica más importante y convocante de la región y, al santuario ubicado en las bellas sierras del oeste, llegan miles de devotos del trichaco, zona que conforman Argentina, Bolivia y Paraguay.
El sacerdote franciscano Rubén Sica, junto a un grupo de guardianes del santuario, dieron a conocer el extenso cronograma de actividades que comenzará con la entronización, seguirá el jueves con la reunión de sacerdotes de la zona y el viernes con misa de sanación.
Habrá encuentros jubilares con jóvenes, adultos mayores y fuerzas de seguridad y la fiesta central será el domingo 21. Ya se diseñó un especial operativo de seguridad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora