En sintonía con el impulso que desde el municipio de Tartagal se le da a la producción, pero también al consumo de carne de cerdo, se iniciará hoy, desde las 16, el dictado del taller municipal de gastronomía que estará a cargo del chef y capacitador local Gustavo González.
Se trata de un curso teórico y práctico gratuito y cuya primera propuesta será íntegramente dedicada a las diferentes opciones para utilizar la carne de cerdo y, de esa manera, que el consumo de lo que producen los diferentes criaderos locales aumente teniendo en cuenta los valores nutritivos pero también el precio, dado que el cerdo se consigue a la mitad del costo de la carne vacuna.
El curso se realizará en forma gratuita y los asistentes recibirán folletería con las características y bondades alimenticias de la carne de cerdo, los diferentes cortes y características de cada uno, además de recetarios para las más diversas preparaciones culinarias.
Franco Hernández Berni, secretario de Gobierno, explicó que el curso "comenzará a las 16 y se extenderá hasta las 20 y los asistentes no deberán llevar nada más que sus ganas de aprender a preparar diferentes platillos con esta carne, mucho más económica que la carne vacuna y que se está produciendo cada vez a mayor escala a nivel local y con una calidad de excelencia".
"Desde la comuna estamos dando un fuerte impulso a los productores locales porque pretendemos que en el mediano plazo Tartagal sea proveedor de toda la zona de carne de cerdo y que, además, contemos con una carnicería exclusiva donde todos puedan conseguir este producto a un precio notoriamente inferior, inclusive al actual", explicó el funcionario.
Los cursos se dictarán todos los viernes y al concluir, los asistentes recibirán un certificado que les será muy útil a la hora de requerir un trabajo en el sector gastronomía. "Las amas de casa o encargadas de los comedores serán también beneficiadas con esta iniciativa, con la que buscamos que aumente el consumo local de esta carne que se compra masivamente para las fiestas de fin de año y cuyo consumo cae el resto del año", dijo Hernández.
"La calidad de la carne de cerdo local es de excelencia, el precio es muchísimo menor y las opciones de preparación son tantas que según una degustación que nos hizo el chef González, muchos aprendimos que puede combinarse con productos propios de la zona como la mandioca, choclo, mote, o frutas de estación. Todo pasa por saber cómo elaborar las recetas y conocer sus bondades nutricionales", señaló el secretario de Gobierno.
En la capacitación, si bien se hará foco en la carne de cerdo, cada clase propondrá nuevas opciones. Este curso se extenderá hasta fin de año y los interesados también aprenderán a preparar alimentos indicados para celíacos, para hipertensas, para diabéticos, platos de cocina saludable, vegetariana y cocina navideña.
La idea es que los asistentes utilicen las verduras y frutas que se producen en la zona, que son más económicas pero del mismo valor nutritivo.

Capacitación para productores
El fin de semana anterior 130 productores de cerdo de la zona participaron de un curso de capacitación que dictaron profesionales tartagalenses.
Hernández Berni dijo: "La idea fue aumentar y sostener la producción de cerdo, poner en marcha una carnicería municipal aprovechando la condición de matadero abastecedor que tiene Tartagal, trámite que nos llevó casi 2 años y que gestionamos ante diferentes organismos nacionales".
"Como contamos con el matadero abastecedor, evitamos en gran medida la faena clandestina, garantizamos la higiene y salubridad a los consumidores y evitamos el decomiso a productores que transportan ganado en pie o faenado y que no cuenta con las guías y demás exigencias del Senasa", acotó el funcionario.
Para finalizar, informó: "Un segundo paso será conseguir que los productores de cerdo locales conformen una cooperativa que abastezca durante todo el año a la carnicería municipal que tendrá precios notoriamente inferiores. Pero para completar ese círculo virtuoso necesitamos que aumente el consumo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora