En base a los resultados derivados del estudio "patrones de snackeo de la población argentina", realizado por el Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (Cesni), una de las claves para incentivar la buena alimentación es ser un "snackeador saludable", y consumir yogur es una gran alternativa.
El estudio reveló que 80% de los argentinos consume snacks todos los días y solo un tercio de la población lo hace de forma saludable. "La mayoría de las personas elige para este momento de consumo alimentos menos saludables o no saludables y consume el doble de calorías, tres veces más cantidad de grasas totales saturadas, azúcares libres y sodio; menos de la mitad de vitaminas que quienes lo hacen de manera saludable", aseguró la nutricionista Viviana Corteggiano.
El snacking es el hábito de ingerir alimentos por fuera de las cuatro comidas establecidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena. "Para que sea saludable, la clave consiste en saber seleccionar alimentos de alta densidad nutricional, fijándose no solo en las calorías que aporta, sino también en los nutrientes que brinda", aclaró.
"En el mercado hay muchas opciones con pocas calorías, pero muy pobres en nutrientes. Estos no colaboran a mejorar la alimentación y, por lo general, tampoco generan la sensación de saciedad, tan esperada entre comidas", dijo la nutricionista Romina Sayar.
El yogur es una rica y práctica forma de sumarse al consumo saludable: según el Sistema de Perfiles Nutricionales de Food Standard Agency (FSA), es uno de los alimentos con más alta densidad de nutrientes, después de los vegetales y las frutas. "Este sistema categoriza a los alimentos y bebidas en más saludables y menos saludables según su contenido de nutientes cada 100 g de alimento, teniendo en cuenta los nutrientes a limitar (azúcares, grasas saturadas, sodio y energía) y lo nutrientes a promover (proteínas, fibra, vitaminas, minerales, agua)", explicó Sayar.
La nutricionista agregó que "desde todo punto de vista los yogures son recomendables: son una opción baja en grasa. Aún los yogures enteros solo aportan 3,5 g de grasa cada 100 g de producto. La presencia de fermentos favorece la digestibilidad de la lactosa y mejora la utilización del calcio y las proteínas en el organismo. Además, contiene fósforo y vitamina D, nutrientes asociados a la salud ósea; y aporta Vitaminas A, D, B2 y B12".
Finalmente, aseguró que el yogur aporta proteínas de alta calidad y contiene los 9 aminoácidos esenciales en buenas proporciones (histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina); además de ser bajo en sodio (sal)".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia