Alumnos del 5º año del colegio Dr. Facundo de Zuviría desarrollaron durante la clase de gestión de proyectos, a cargo de la profesora de Tecnología Fernanda Granero, un proyecto tendiente a compartir una jornada con alumnos de la escuela Especial Julio Cintioni de General Güemes.
El encuentro tuvo lugar el miércoles, oportunidad en la que los estudiantes pudieron poner en práctica y evaluar el desarrollo de todas las actividades preparadas en clases, consistentes en la elaboración de distintos tipos de juegos.

Objetivo: generar sonrisas

"Nuestro proyecto tiene como objetivo principal generar sonrisas. En este caso, todo nuestro trabajo estuvo destinado a la escuela Cintioni; aquí encontramos cosas hermosas, pudimos conocerlos mucho más, saber que son capaces de hacer muchas cosas; aunque quizás no puedan hacer todo lo que hacemos nosotros, pero la alegría y las ganas de jugar son las mismas", expresaron los alumnos luego de la experiencia.
Para poder interactuar con niños cuyas capacidades son distintas, tuvieron que aprender mucho sobre ellos, saber por ejemplo sus limitaciones motrices o comunicacionales para el armado de los juegos.
"Fue un gran desafío, pero las ideas fueron surgiendo. Creo que se han sorprendido con lo que encontraron, dado que estos niños pueden hacer mucho más de lo que suponían, sobre todo esa capacidad para dar cariño y amor. Todo lo armaron ellos con la simple guía de los docentes", declaró la profesora Granero, a cargo de la materia y la práctica de campo.

También en los jardines

Esta forma de aprender, de crear y de compartir se ha instalado entre los alumnos de los últimos años de los colegios secundarios de la ciudad. En el colegio Mariano Moreno, por su parte, elaboraron un proyecto para trabajar con los niveles iniciales.
La experiencia fue puesta en práctica compartiendo una jornada con los jardineritos de la escuela Justo José de Urquiza, donde disfrazados de payasos cantaron, bailaron y compartieron golosinas, además de una mañana llena de alegrías.

Descubrirse a sí mismo

"Los alumnos, con la elaboración de esta clase de proyectos aprenden más, se descubren así mismos. Muchos de ellos son tímidos en las aulas, pero en este otro papel, hasta ellos se desconocen de lo que son capaces de hacer, es muy lindo y divertido verlos trabajar", declaró la profesora Olga Dan en este caso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora