El Gobierno alista el rearmado de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), el órgano que se ocupará de extremar controles en supermercados y otros sectores de la economía para evitar abuso de posición dominante y especulación con los precios.
Los controles de precios con inspectores estatales frente a las góndolas serían ya parte del pasado dado que la iniciativa de la gestión de Mauricio Macri es fomentar la competencia como una alternativa para que las empresas compitan con mejores precios para los usuarios y consumidores.
La CNDC estará bajo la órbita del Ministerio de Producción que conduce Francisco Cabrera y el primer paso será avanzar sobre los supermercados, que para la administración macrista es uno de los sectores con más importantes márgenes de rentabilidad.
Según un estudio de la Asociación Empleados de Comercio de Rosario, los supermercados remarcan los precios de los productos que venden en sus góndolas hasta en un 240 por ciento respecto del costo que ellos pagan a sus proveedores, lo que contribuye directamente a la inflación.
La lista de productos analizada abarca cinco rubros: almacén, fiambrería, verduras y frutas, carnes y artículos de higiene; el papel higiénico por cuatro unidades, por ejemplo, tiene una remarcación promedio del 240,44 por ciento.
Ahora, el Gobierno pondrá la lupa sobre las principales cadenas de comercialización dado que son pocas empresas y existen muchos más casos de denuncias por abuso en los precios que en otros segmentos de la cadena comercial.
El propio ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, había anticipado a principios de este mes en una conferencia de prensa cuál sería la estrategia para comenzar a desandar el camino de la constante y cada vez más marcada suba en el costo de vida de los argentinos.
En paralelo, se pondrán en marcha un sistema de información de precios "en tiempo real" y "estrictamente controlado" a costa de multas, al que se podrá acceder vía internet y servirá de guía para los consumidores, dado que permitirá comparar valores para elegir dónde comprar.
El sistema consistirá en que las grandes cadenas de supermercados de todo el país deberán informar obligatoriamente los precios de todos sus productos a una página web de actualización inmediata.
Los “chinos” también reclaman
Una de las cámaras que representa a los supermercados chinos pidió duras sanciones para las grandes cadenas comerciales que suben los precios sin argumentos más que la especulación.
“Las multas tienen que ser efectivas en las cadenas de supermercados, pero la Justicia tiene que actuar más rápido”, señaló Miguel Calvete, referente del sector.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora