Con la educación de jóvenes y adultos se trabaja para atender las diversas realidades de los estudiantes quienes, por múltiples razones, se han visto obligados a dejar los estudios, atendiendo a las características de las personas que se educan bajo esta modalidad, y ayudando a mejorar sus condiciones de ingreso y permanencia en el sistema.
Estas particularidades motivan el desarrollo de propuestas curriculares de mayor flexibilidad, fomentando el vínculo de proyectos educativos con talleres de oficios.
Mónica Giannotti, vicedirectora del núcleo, explicó que son alrededor de 200 los estudiantes mayores de 14 años distribuidos en 13 aulas, 4 en la sede y 9 en distintos puntos de la ciudad.
Además de las cinco aulas en contexto de encierro, alcaldía, unidad carcelaria 3, "trabajamos en forma itinerante recorriendo cada una de las aulas para ver cuáles son las necesidades pedagógicas", dijo Giannotti.
Lidia Valeria Acosta, directora de la institución, manifestó que "esta coordinación se caracteriza por contar con ofertas educativas para aquellas personas que no tuvieron la oportunidad de transcurrir el sistema educativo de la manera tradicional. Lo que nosotros hacemos a través de nuestro programa de educación es poder captar a estos alumnos mayores de 14 años que no han podido culminar sus estudios primarios, para poder alfabetizarlos, educarlos e insertarlos en esta realidad y cotidianeidad que tenemos en esta ciudad".
El trabajo que realiza el docente en esta institución es muy particular, se diferencia mucho del trabajo que realiza un docente tradicional en una escuela común, ya que el docente hace un trabajo para ir a buscar a los alumnos, poder atraerlos a esta propuesta educativa para que vuelvan a estudiar y, de esa manera, puedan llegar a este proceso de enseñanza y aprendizaje.

Causales de deserción

Consultada sobre las causales de la deserción escolar en el sistema de educación tradicional, Acosta sostuvo que "en realidad, los causales de deserción son diferentes en cada caso. Me ha tocado ver que trabajamos con personas adultas, de más de 40 años, que quieren terminar sus estudios primarios y secundarios y poder capacitarse".
"Generalmente influye mucho el trabajo, mayormente es lo que nosotros llamamos trabajadores golondrina, o son personas que tienen familia de una manera prematura y se dedican a trabajar para poder mantener a su familia, o que viven en lugares demasiado alejados".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora