Las festividades en honor al Señor y Virgen del Milagro marcan en la vida de la salteña Natalia Lescano la existencia de pedidos cumplidos y, el más grande de ellos, el último año y medio que vivió junto a su padre.
Oriundos de General Mosconi, ambos llegaron a la ciudad de Salta durante el 2005 para consultar a especialistas por una enfermedad que aquejaba a su padre hacía varios meses.
"Cuando los médicos me dijeron que llevara a mi papá a mi casa para hacerlo feliz porque solo le quedaba una semana de vida, ya que tenía cáncer de próstata, me sentí tan aturdida que sin rumbo fui a parar a la Catedral y lloré mucho", relató Natalia.
La mujer contó que "le pedí tanto al Señor y la Virgen del Milagro que me concedieran poder despedirme bien de mi papá. Y me lo cumplieron, esa semana se convirtió en un año y medio, y hoy puedo decir que disfrutamos mucho su último tiempo, fuimos muy felices y eso me da mucha paz. Esa experiencia me sirvió para creer que los milagros existen".
Fallecido hace doce años, los meses compartidos en familia junto a quien le diera la vida demostraron a esta joven profesora y entrenadora de baile que la fe es lo más real con lo que cuenta el ser humano. Y que solo es cuestión de creer.

"Todos los días hay milagros"

La convicción de pedir y creer mantienen hasta estos días a Natalia Lescano como alguien que diariamente experimenta milagros. Las fiestas de los patronos de Salta representan para ella el momento más oportuno para ratificarlo.
"Estudié en Córdoba y tuve que volverme a Mosconi por cuestiones personales. Tenía profesión (entrenadora personal en actividades físicas), pero no me conocía nadie. Siempre le pedí al Señor y Virgen del Milagro que me ayudaran. Nunca me fallaron, estuvieron conmigo todos los días", dijo Natalia, quien por estas horas se desempeña al frente de la Dirección de Cultura de General Mosconi.
"Vivo feliz con mi mamá y mi hija. Lo único que tengo son motivos para agradecer y decirle a la gente que los milagros existen y suceden a diario", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora