Los cortes de luz volvieron a la Capital, Gran Buenos Aires y ciudades del interior junto con la llegada de los primeros calores de diciembre, en medio de la incertidumbre por el grado de ajuste que sufrirán las tarifas energéticas desde el verano.
Los problemas en el servicio eléctrico se registraron a partir del viernes en diferentes puntos del país, ese día la temperatura superó los 30 grados.
Así, durante todo el fin de semana, los usuarios volvieron a padecer los ya habituales inconvenientes de cada verano y, en algunos casos, como en las localidades de Gerli, Villa Devoto y Floresta, llegaron a estar 48 horas sin energía.
Otros lugares como Villa Crespo, Flores, Liniers, Mataderos, Lugano, Lomas de Zamora, Adrogué, Lanús y José Marmol también sufrieron cortes de luz, por lo cual decidieron manifestarse con cortes de calles y quejarse en las redes sociales a causa de la falta de respuesta por parte de las compañías proveedoras.
A su vez, en ciudades del interior como Rosario, Carlos Paz y Resistencia también se registraron problemas con la electricidad a lo largo de algunas horas.
Algunos vecinos fustigaron, incluso, porque al comunicarse con las empresas, los telefonistas sostenían que no tenían registrado ningún problema en la zona señalada.
La postura del nuevo gobierno
El designado ministro de Energía, Juan José Aranguren, ya había advertido que por la crítica situación energética por la que atraviesa el país, los cortes de luz iban a depender de "factores externos", como el clima. "Las inversiones para mejorar la distribución no se han hecho, y no se pueden hacer en días a partir del 10 de diciembre", señaló el funcionario nacional.
El nuevo titular de la cartera de Energía también consideró días atrás: "El problema fundamental que tenemos en el sector eléctrico es poder mejorar la calidad del servicio".
"La duración y frecuencia de los cortes que tenemos en la Argentina es superior a la que tenemos en cualquier país de Latinoamérica", cerró.
En ese escenario, los dueños de las compañías proveedoras se mantienen a la expectativa por los ajustes en las tarifas que se llevarán a cabo, y que, según anticipó el Gobierno, serán concretadas para revertir las "distorsiones" en los montos a pagar.
Así, los empresarios esperan que se realice una "adecuada y razonable remuneración para sus inversiones", de acuerdo con lo expresado días atrás ante periodistas.

En Neuquén, YPF bajó un 22% los precios
Con los nuevos precios, el litro de Súper cuesta $10,25 y la Diesel $11,45. Carlos Pinto, titular de la Cámara de Expendedores del Alto Valle, en la Patagonia argentina, confirmó que las estaciones de servicio YPF de la región ya comenzaron a cobrar con la rebaja establecida tras la aprobación de un proyecto en el Congreso Nacional.
Pinto explicó que "ayer se completó el proceso de poner a las distintas estaciones en el listado en el que debían empadronarse", y aclaró que en la empresa de bandera nacional ya se cobran los nuevos precios "porque funciona diferente YPF con respecto al resto de las empresas y se maneja desde una central, por lo que no tiene necesidad de hacer ningún arreglo por la facturación".
El titular de la Cámara de Expendedores de combustibles local, también señalo que el cambio en los precios "se va a hacer gradualmente".
Los nuevos costos de la nafta en las estaciones YPF son los siguientes:
Súper 10,25 pesos
Infinia 11,38
Diesel 11,45
Euro 12,83
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora