El papa Francisco llamó ayer a resistir las tentaciones del demonio, en una masiva misa celebrada en un violento suburbio de la ciudad de México donde pidió a los fieles evitar las tentaciones del dinero, la fama y el poder.
"Hermanas y hermanos, metámoslo en la cabeza, con el demonio no se dialoga, no se puede dialogar porque nos va ganar siempre. Solamente la fuerza de la palabra de Dios lo puede derrotar", expresó ante 300.000 personas en Ecatepec, saliéndose del texto preparado de su mensaje.
El jefe del catolicismo dijo a los fieles que "hemos optado por Jesús y no por el demonio, queremos seguir sus huellas pero sabemos que no es fácil. Sabemos lo que significa ser seducidos por el dinero, la fama y el poder".
Un día antes, el Papa presionó a líderes políticos y obispos a combatir la violencia derivada del narcotráfico.
Muchos feligreses que durmieron bajo improvisadas casas de campaña hechas con trozos de plástico y cartón, soportando temperaturas hasta de cero grados, para asegurar un lugar en la misa.
El Pontífice llegó en helicóptero al Centro de Estudios Superiores de Ecatepec, donde abordó el papamóvil para recorrer lentamente el campo saludando a un mar de fieles que lo aguardaban con gritos de júbilo y ondeando banderas del Vaticano.
"Nosotros confiamos en Dios y tenemos fe, por algo viene el Papa a Ecatepec", dijo Luz María Osorio Cruz, una vecina de 60 años, que desafío la inseguridad de la zona durmiendo en la calle para poder entrar a la misa.
Custodiados por centenares de policías, los feligreses consideran que la visita del Pontífice a Ecatepec debe ayudar a renovar la fe de sus habitantes y despertar la conciencia de los criminales.
Con Francisco en la ciudad "a ver si contrarrestamos algo (de la violencia), las mujeres merecen el respeto. A ver si el papa nos hace reaccionar para poder ser un país libre y en paz", reflexionaba la noche anterior Francisco Valdez, un septuagenario dueño de una imprenta.
Ecapatec es una ciudad muy peligrosa, donde cunde la pobreza y por ende, los asesinatos y maltratos hacia las mujeres y niños, es de terror y con la droga se trabaja como si fuese una panadería.
La misma preocupación expresó Janis Alexandri Vargas, un travesti de 31 años que acudió a la misa.
"Sabemos que el Papa apoya a la comunidad gay y venimos para que se acabe tanta homofobia, los feminicidios y las violaciones de niños, que sabemos que hay gente que son pederastas y que a ellos no los juzgan como a nosotras", dijo Vargas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


German  Ruarte
German Ruarte · Hace 9 meses

HE, VISTO CON GRAN DESAGRADO, LOS IMPROPERIOS,( LOS INSULTOS), Y DESCALIFICACIONES, AL SANTO PADRE DE PARTE DE AQUELLOS , QUE DICEN ODIAR A CRISTINA, MILAGRO SALAS, ETC. Y AHORA AUN MAS POR , LA ACCION DE EL PAPA DE REGALARLE UN CRUCIFICO A SALAS , DIGO: HABRA HECHO ALUSION A ALGUIEN HUMANO AL DECIR NO DIALOGO CON "EL DEMONIO"?.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 9 meses

"Con el demonio no se dialoga", pero le dio cuatro o cinco audiencias a una "seducida por el dinero, la fama y el poder".

avalos lerma
avalos lerma · Hace 9 meses

no se dialoga ni se camina al lado como queres hacer con la chorra de salas

GORILA  CONVERSO
GORILA CONVERSO · Hace 9 meses

Con razon Francisco no te reunis con Macri!jajaja


Se está leyendo ahora