Los detalles que le permitirán a la Puna dar un salto exponencial se plantearán el próximo viernes, en Catamarca, donde se reunirán los municipios andinos de esa provincia junto a los de Salta y Jujuy.
Allí continuarán definiendo una amplia agenda de integración, a partir de un trabajo que comenzó en 2012 entre las comunas de Susques, San Antonio de los Cobres, Tolar Grande, Antofagasta de la Sierra y el recientemente anexado La Poma.
Si bien el cónclave es para profundizar las definiciones políticas, también será la oportunidad para una olimpíada de los trabajadores de esos municipios. Mientras se disputen torneos de fútbol, básquet, vóley, truco y sapo, femenino y masculino, las autoridades seguirán desarrollando las estrategias para las negociaciones que los atañen como región.
"Tenemos aspectos comunes que venimos planteando como región ante el Gobierno nacional. Se puede decir que, desde el cambio de autoridades, tenemos mucha más llegada, de manera directa, a los diferentes ministerios de la Nación", dijo el intendente de San Antonio de los Cobres, Leopoldo Salva.

La riqueza de la región

Hay que entender que la región Puna tiene un potencial enorme en cuanto a minería, turismo, pesca, industria que aún no fue desarrollada completamente y para eso está negociando el desarrollo de la infraestructura necesaria.
Una de las principales preocupaciones de los intendentes es la realización de obras viales, como la pavimentación de las rutas nacionales 51 y 40.
"En este encuentro definiremos los problemas más urgentes respecto de la infraestructura vial y comunicaciones", dijo Salva, quien pone el acento en que el paso carretero a Chile es la tentadora salida al mar para todo el norte argentino.
Y en el otro lado del Acay, el intendente de La Poma, Juan Mamaní, también va en busca de la pavimentación de la legendaria ruta nacional 40. El paso caminero más alto entre La Poma y San Antonio de los Cobres representa una posibilidad turística muy interesante y altamente rentable, en un sector que ya está dando grandes resultados.
Por otro lado, Salva también tiene en cuenta que hay que redefinir la actividad minera.
"Ahora, el Gobierno le quitó las retenciones a la minería, por lo que no sabemos qué pasará con los ingresos que teníamos. Hay que señalar que solo se gravaba la actividad con un 3%. Si uno se pone a pensar en el litio, por ejemplo, ese porcentaje era sobre la sal que extraía, o sea, demasiado poco. Ese impuesto iba a la Nación y solo una parte volvía a la Provincia. Allí se quedaba otro poco y lo que llegaba a nuestro municipio era casi nada. No puedo dar una cifra porque da risa y bronca por lo insignificante", dijo Salva.
En minería entonces buscarán definiciones políticas que, por ahora giran, en torno de realizar todas las negociaciones como bloque, como un solo corredor, el de la Puna, que promete ser el más importante del norte argentino.

Marca para cuatro países

El pasado 4 de octubre, el corredor de la Puna estuvo presente en la Feria Internacional de Turismo, que se realizó en el predio de Ferial de Palermo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Con un stand propio, las comunas de la zona ofrecieron en forma audiovisual todas las bellezas que tiene este sector de la Cordillera de los Andes como patrimonio paisajístico, además de todo el potencial turístico creado a partir de obras e infraestructura.
Esa fue la presentación en sociedad, el primer acto oficial en el que estuvieron presentes los cinco intendentes acompañados por el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.
Recibieron todo el apoyo de las autoridades nacionales y consiguieron la promesa de un proyecto más abarcativo: el de integración continental.
Esto quiere decir que Turismo de la Nación ya comenzó las negociaciones políticas con Bolivia, Perú y Chile para que la marca “Puna” comparta, con los cuatro países, no solo lo cultural, sino también el turismo y los negocios.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora