A pesar del reciente decreto firmado el presidente Mauricio Macri, según el cual se desviarían los fondos que en principio habían sido comprometidos para la puesta en marcha de diversos proyectos de infraestructura, sociales y productivos enmarcados en el ambicioso Plan Belgrano y que beneficiaría a las provincias del NOA y NEA, aún así se siguen concretando reuniones y encuentros para avanzar en el desarrollo de diversas iniciativas, en distintas provincias que integran ambas regiones.

Jujuy no está ajena a esta situación, ya que días pasados arribó a la provincia Gustavo Grobocopatel, empresario sojero y asesor del Plan Belgrano, a fin de mantener conversaciones con productores ganaderos y de fibras naturales de la Puna y Quebrada para interiorizarse sobre la realidad del sector en la provincia y analizar las posibilidades de impulsarlo mediante nuevos proyectos que puedan enmarcarse en el citado Plan. Lo cierto es que si bien hay una cierta incertidumbre por el redireccionamiento que tendrían los fondos, los proyectos siguen su curso de manera normal.
A poco de haber asumido la conducción del país, Macri anunció un ambicioso plan para la mejora estructural de las provincias del Noroeste y Noreste del país. Se trata del Plan Belgrano que es un programa de desarrollo social, productivo y de infraestructura orientado al crecimiento y la igualdad de condiciones y oportunidades para las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero. En ese momento se proyectó una inversión en infraestructura de 16 mil millones de dólares a emplearse en un plazo de 10 años, un fondo de reparación histórica de 50 mil millones de pesos en 4 años, solución habitacional para 250.000 familias, atención inmediata a los afectados por la pobreza extrema, y subsidios para las economías regionales e incentivos laborales.
Pese a lo comprometido, recientemente se conoció un decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Mauricio Macri que transfiere recursos originalmente destinados para ese ambicioso proyecto hacia obras en la Capital Federal. Así se presupuestó hasta 2019 una inversión de 2.700 millones de pesos en carriles exclusivos, repavimentación y veredas de la Capital Federal, $1.100 millones en ciclovías y bicisendas y $12 millones para la mega Estación Central Obelisco.
Si bien aún resta que el decreto sea aprobado por el Congreso una vez finalizado el receso, hasta entonces el mismo sigue vigente.
Sector cárnico y de fibras
Lejos de abandonar los proyectos de desarrollo en las provincias del interior, los referentes del Plan Belgrano continúan impulsando la ejecución de numerosas iniciativas, en principio en sus etapas exploratorias. Tal es así que en la provincia se realizó una reunión entre funcionarios nacionales, provinciales y demás referentes del sector productivo, con el objeto de interiorizarse sobre el potencial que tiene la provincia en materia de producción ganadera y realizar un relevamiento para detectar las principales necesidades y así impulsar con fuerza el sector.
El encuentro fue encabezado por Gustavo Grobocopatel, asesor del Plan Belgrano quien explicó que desde el mismo la intención es poder impulsar el desarrollo de la cadena de las proteínas, es decir, de los productos cárnicos y las fibras naturales en el Noreste argentino, involucrando a las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y La Rioja.
Si bien recién se realizaron las primeras reuniones exploratorias, se avanza a paso firme, concretando entrevistas con los productores, académicos y funcionarios provinciales, a fin de escuchar y conocer las realidades de cada localidad. "Esto nos permite analizar propuestas para poder aumentar la producción en forma sustentable y mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada comunidad", dijo.
En relación al sector ganadero, aseguró que en Jujuy se trabajará especialmente con el de camélidos, "llamas, vicuñas, ovejas, ya que en Jujuy hay un amplio potencial, y si bien en otras provincias se está explotando este segmento, es en menor medida".
En este sentido, adelantó que uno de los proyectos contempla mejorar los canales de comercialización de las fibras, vender a un mejor valor, aumentar la calidad de los productos y lograr insertarlos en la industria textil, de la moda y del diseño. De esta manera se pretende aumentar los ingresos del pequeño productor, y poder generar las condiciones para quedarse en su comunidad, mejorando su calidad de vida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...