"El país llora. Falleció el Dr. Carlos Santiago Fayt. Salud maestro; gracias por todo", escribió Jorge Rizzo en su cuenta de Twitter al confirmar la noticia que se conoció en los primeros minutos de hoy. Rizzo, abogado del legendario juez de la Corte Suprema, resumió en esas palabras todo el sentimiento que embarga al ámbito nacional e internacional del Derecho.
Abogado, escritor y profesor, Fayt había nacido en Salta en febrero de 1918 en el seno de una tradicional familia católica salteña, oriunda de la ciudad de Tartagal y de raíces sirio-
libanesas. Fue ministro de la Corte Suprema desde la restauración de la democracia en 1983 hasta el año pasado. El 11 de diciembre último Fayt abandonó la Corte luego de 32 años, lo que representó un récord de permanencia en ese cuerpo, y cuatro días después en un acto de despedida junto sus pares del máximo tribunal pidió: "Celebren un país libre".
El exjuez de la Corte se retiró del cuerpo un día después de que dejara la presidencia Cristina Kirchner, luego de una fuerte tensión entre Fayt y el kirchnerismo, espacio político que incluso llegó a impulsar una comisión en el Congreso para determinar su idoneidad para ejercer su cargo con una edad tan avanzada, algo que luego quedó en la nada.
Empezó a ejercer la profesión con tan solo 20 años, y defendió a varios perseguidos políticos en plena dictadura militar, a través de la presentación de habeas corpus.
A lo largo de su vida, desempeñó una activa vida académica en el ámbito del derecho y llegó en 1983 a la Corte Suprema, con Alfonsín como jefe de Estado.
En 2003 fue designado presidente de la Corte por unos meses, aunque durante la mayoría de sus años de permanencia en el tribunal lo hizo en calidad de "ministro".
Seis años después fue distinguido por la Fundación Internacional de Jóvenes Líderes con el premio "Referente de la Humanidad".
El Dr. Fayt escribió 35 libros a lo largo de su carrera, de los cuales 3 los dedicó a la temática del peronismo y una saga sobre Historia del Pensamiento Político que abarca desde la Antigua Grecia hasta el siglo XX. No ocupó ningún cargo público hasta 1983 y durante los años anteriores ejerció la docencia en diversas universidades y fundaciones del país.
Entre 1963 y 1965 presidió la Asociación de Abogados de Buenos Aires. Fue por esos años que el entonces presidente Arturo Illia le ofreció la presidencia de la Corte Suprema, pero la rechazó porque le habían pedido aceptar públicamente la ampliación del número de jueces.
Durante los años del Proceso tomó contacto con dirigentes radicales, y, el 21 de diciembre de 1983 con el retorno de la democracia, fue finalmente nombrado miembro de la Corte. Desde ese año hasta 2015 se mantuvo ininterrumpidamente en su cargo, durante 32 años, 11 meses y 2 días, y ostenta así el récord de permanencia como miembro de la Corte Suprema, anteriormente compartido con el juez Enrique Petracchi, que se mantuvo 30 años, 9 meses y 22 días entre 1983 y su fallecimiento en 2014.
Fue profesor emérito de la UBA, profesor titular en la Universidad de Belgrano, director del Instituto Argentino de Ciencia Política, entre otros cargos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 16 días

Otro entre tantos miles de parásitos viviendo de los impuestos de los que trabajamos; por mas de 30 años no conoció pagar el mas mínimo de impuesto, mas de 30 años sin buscar precios de oferta, por mas de 30 años cobrando fortunas sin dejar la mas mínima solución para los paridos en esta patria. Típico de cualquier inmigrante. Pero bueno dejo su descendencia la cual la tenemos que alimentar.

miguel hugo rojo
miguel hugo rojo · Hace 16 días

Entre otros jueces, en rigor mediante delitos dolosos, entre otros, el de prevaricato, éste ex juez “constitucional” rubricó este ilegal, deshonesto e impune fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Que desprovistos de todo pudor, expresa manipulación del derecho, en una desaprensiva actuación del Tribunal demostrada primero en la injustificada dilación del debido proceso, el 25/11/08, dos semanas después de su considerado “fallo histórico” de “doctrina constitucional” de 11/11/08. En un absurdo procedimiento, declinando sus facultades previstas expresa y exclusivamente en la Constitución Nacional (art. 116º y 117º), a sabiendas de forma gravísima y grosera, de nulidad absoluta e insanable, después de expresar su competencia en una primera instancia, y después de 8 años; se declara incompetente en el mismo Expte. Nº A-386/01 de 31/05/2.001, referido a la petición del cumplimiento de la Recomendación del Comité de Libertad Sindical y el Consejo de Administración de la O.I.T. en el Caso Nº 1.867 de 18/06/98 (Miguel Rojo) a la fecha plenamente vigente (según el propio organismo internacional), y esencialmente sobre sus propios actos. Transgrediendo expresamente el principio de la Doctrina de los Propios Actos. De buena fe, que Dios tenga mucha misericordia de su alma.

miguel hugo rojo
miguel hugo rojo · Hace 16 días

Entre otros jueces, en rigor mediante delitos dolosos, entre otros, el de prevaricato, éste ex juez “constitucional” rubricó este ilegal, deshonesto e impune fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Que desprovistos de todo pudor, expresa manipulación del derecho, en una desaprensiva actuación del Tribunal demostrada primero en la injustificada dilación del debido proceso, el 25/11/08, dos semanas después de su considerado “fallo histórico” de “doctrina constitucional” de 11/11/08. En un absurdo procedimiento, declinando sus facultades previstas expresa y exclusivamente en la Constitución Nacional (art. 116º y 117º), a sabiendas de forma gravísima y grosera, de nulidad absoluta e insanable, después de expresar su competencia en una primera instancia, y después de 8 años; se declara incompetente en el mismo Expte. Nº A-386/01 de 31/05/2.001, referido a la petición del cumplimiento de la Recomendación del Comité de Libertad Sindical y el Consejo de Administración de la O.I.T. en el Caso Nº 1.867 de 18/06/98 (Miguel Rojo) a la fecha plenamente vigente (según el propio organismo internacional), y esencialmente sobre sus propios actos. Transgrediendo expresamente el principio de la Doctrina de los Propios Actos. De buena fe, que Dios tenga mucha misericordia con su alma.

Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 16 días

Este viejo rifó y dilapidó todo su bien ganado prestigio y trayecotoria cuando se quedó en el sillón de la corte, siendo que sus facultades mentales ya no le permitían ejercer dignamente el cargo de ministro del mas alto tribunal judicial del país. Y ¿saben porque lo hacía? por eogismo e interés, ya que su cuñado Escribano funcionario del Diario Nación, no le permitía retirarse por la cautelar que tiene este Diario ¡¡¡ HACE DIEZ AÑOS !!!! a rais de no haber pagado aportes previsionales. Che Fanny Arias y vos Alvaro Figueroa ¿¿¿¿sabía esto ???

fanny arias
fanny arias · Hace 16 días

GRACIAS DR. FAYT. ES UN ORGULLO PARA LOS SALTEÑOS . QUE DIOS LO TENGA EN LA GLORIA.


Se está leyendo ahora