Todo comenzó cuando Florencia Vargas, de solo 7 años, le expresó a su mamá que hacía meses venía juntando el dinero que le traía el Ratón Pérez para hacer una fiesta para los que menos tienen.
La pequeña le contó lo mismo a su abuela Nita, quien no dudó un instante en ponerse manos a la obra para este fin solidario.
Nita vive en el barrio 25 de Mayo de la ciudad de Orán, un lugar con muchas necesidades. Toda la familia Vargas, incluyendo los papás y los hermanos de Florencia, comenzaron a realizar varias actividades para juntar el dinero necesario para el evento, destinado a los chicos del barrio.
Durante varios meses, armaron un tablón en la vereda y entre toda la familia vendían ropa. "Era todo un tema. Su hermana Celeste, de 9 años, vendía la ropa y en cada descuido, Florencia la regalaba. Ella siempre piensa en los demás", comenta risueña la abuela.
El sueño de Florencia se convirtió en el sueño de todos. Llegó el gran día y este anhelo que comenzó en el living de su casa se hizo realidad también gracias a la colaboración de tíos, abuelos, amigos y vecinos.
También se hizo posible el sueño de cientos de chicos que pasaron una tarde inolvidable.
oran cumpleaños solidaridad florencia familia vargas.jpg
<div>Los abuelos, padres y hermanos de Florencia, de remera violeta.</div><div><br></div>
Los abuelos, padres y hermanos de Florencia, de remera violeta.

La fiesta se realizó en la casa de los abuelos, en la calle Lamadrid, del barrio 25 de Mayo. "Éramos tantos que tuvimos que cortar la calle. Mi abuela Nita veía que cada vez llegaban más y más chicos y le pedía a la Virgen que no faltara nada e increíblemente se realizó el milagro, como la multiplicación de los panes", comenta Florencia, aún emocionada.
"No me interesaba comprar ningún juguete con esa plata. Compartir con los niños toda una tarde me hizo muy feliz. Mi papá, Javier, puso la música. Mi hermana Celeste me ayudó a vender ropa, mis abuelos hicieron muchas cosas ricas, los amigos nos prestaron tazas y mi tía cosió unas bolsitas muy lindas para poner caramelos y regalitos", destaca esta singular pequeña.
Solidaridad ante todo
La familia de Florencia se caracteriza por realizar distintos gestos solidarios en su comunidad. Sin duda, el ejemplo incentivó a la pequeña. La familia está integrada por Noelia y Javier, sus padres, Celeste, de 9 años, y Santino, de 1 año, sus incondicionales abuelos Nita y Horacio, que no dejan de sorprenderse por la generosidad de sus nietas.
Florencia es alumna del Colegio del Huerto y dice que juntará durante el año toda su mensualidad. Con una satisfacción enorme por haber llenado de sonrisas las caras de decenas de chicos humildes, toda la familia Vargas ya planea realizar otra fiesta, convencida de que el esfuerzo valió la pena.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora