Andrea Silvera
interior@eltribuno.com.ar
El conflicto sobre la paralización de la obra salió a la luz cuando los propios vecinos organizaron una olla popular con el objetivo de exigir al Gobierno provincial que finalice las obras. Desde el 3 de octubre pasado, reclamaban al Fondo de Reparación Histórica que concluyera la salita de esa barriada, cuya refacción y ampliación estaba parada porque rescindieron el contrato a la constructora que tenía adjudicados los trabajos.
Desde esa fecha, los vecinos realizaron durante varios meses una olla popular frente al centro de salud, ubicado en las calles Natalio Roldán y pasaje 31 de Agosto, para reclamar su habilitación. Los profesionales no podían prestar servicio y durante meses estuvieron de casa en casa, luego en instalaciones cedidas por Bomberos Voluntarios, hasta que finalmente alquilaron una casa a una cuadra del dispensario para volver a reunir al equipo.
Luego de la tenaz lucha que llevaron a cabo las mujeres, el director ejecutivo del Fondo, Juan Carlos Galarza, informó que se retomaron los trabajos con la promesa de concluirlos a fines de 2015. Finalmente dos meses después de lo estipulado, la obra fue entregada.

Un año, paralizada
Las refacciones, presupuestadas en el FRH, se iniciaron en agosto de 2013 y preveía un plazo de construcción de 240 días corridos y una inversión de $2.461.659.
Tras reiteradas manifestaciones de los obreros, la construcción se detuvo. Dos años y dos meses después la refacción y ampliación llegó al 80% y solo faltaba el tendido eléctrico y las terminaciones.
Olga Costilla, quien fue vocera durante el reclamo, dijo con alegría que "la lucha dio frutos", y confirmó que solamente falta el equipamiento. "Me dijeron que las cosas están compradas. Ahora son los encargados del centro quienes tienen que ponerse las pilas para completar el proyecto" expresó.
Contó que los vecinos hicieron una lota con la que recaudaron $3.600 que será entregado al médico responsable del servicio para que lo disponga para la inauguración.
Ahora, satisfecha porque se escucharon sus reclamos, los médicos, enfermeros y agentes sanitarios volverán pronto a la casa propia para atender a los barrios 20 de Febrero, 17 de Agosto, 12 de Octubre, Juventud Unida, El Cedral, San Ramón y Retambay.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora