El Ejército turco afirma, en un comunicado de prensa, que se ha hecho con el poder en todo el país y ha declarado la ley marcial.
"El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia... Todos los acuerdos internacionales estarán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países", señala la nota del Estado Mayor del Ejército.
La agencia Anadolu afirma que el jefe del Estado Mayor, general Hulusi Akar, ha sido tomado como rehén por un grupo de soldados.
El Ejército ha tomado los aeropuertos internacionales de Ankara y Estambul, que han cerrado y se han cancelado todos los vuelos.
A las 22.45 se produjo un intercambio de fuego entre helicópteros que sobrevolaban el cuartel del Estado Mayor en Ankara y agentes de la Policía sobre el terreno.
Los medios turcos han anunciado que el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, dará un discurso en breve.
El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, ha confirmado hoy en declaraciones a la cadena NTV que hay un aparente golpe militar en la capital, Ankara.
"Se trata de un grupo dentro del Ejército que se ha alzado", dijo el jefe de gobierno, quien admitió que esos militares habían "rodeado algunos edificios importantes".
"Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia", prometió Yildirim.
La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel central del Estado Mayor donde, según testigos, se habían oído tiroteos.
Según el diario digital T24, el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero.
Un gran contingente de policías se ha desplegado en Ankara y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay.
Unidades de la Gendarmería cerraron los dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informa la cadena NTV.
También se han desplegado tanques cerca del aeropuerto de Atatürk en Estambul, agregó la misma emisora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora