Un taxista atropelló con su auto a una de las víboras más grandes que habitan en el país. El reptil circuló 45 kilómetros en el motor del rodado y sobrevivió, hasta que efectivos de la comisaría 30 de Metán lograron sacarla, aunque poco tiempo después el animal murió.
El taxista metanense Segundo Torres todavía no sale del asombro por lo que le ocurrió el jueves cuando iba circulando por el acceso a la localidad de El Galpón. "Cuando pasé las vías, sobre la ruta nacional 16, atropellé un 'viborón', que desapareció, porque yo me detuve de inmediato y no lo vi más. Revisé el auto y cuando levanté el capot me llevé una gran sorpresa, porque estaba enroscado arriba del motor".
"Me asusté porque era realmente impresionante. Cerré el capot y decidí seguir hacia Metán", dijo Torres a El Tribuno.
Llegó a Metán luego de llevar por 45 kilómetros al reptil de 3 metros en el motor, y se comunicó con la Policía. "Les dije que tenía una víbora gigante en el motor y me dijeron que dejara de molestar. Pensaron que era broma".
Entonces fue de inmediato a la comisaría 30, se bajó y le contó la increíble historia a los efectivos. "Les pedí que fueran a ver al animal y me mandaron a los bomberos voluntarios. Fui y me rebotaron a la Policía".
Luego el auto fue ingresado al estacionamiento de la comisaría 30, donde comenzaron a amontonarse policías y bomberos, que no podían creer que la lampalagua se encontrara enroscada arriba del motor.

Lamentablemente, murió

"Había un policía y un bombero (que aparecen en la foto). Ellos trajeron una piola y sacaron al 'viborón'. Yo le pasé por encima como si fuera un lomo de burro, porque no pude frenar. Me sorprende que haya soportado el peso del auto y se haya quedado en el motor. Los Policías dijeron que la iban a resguardar y la iban a trasladar a Salta capital, pero lamentablemente murió", dijo el taxista Torres.

Una boa casi en extinción

La lampalagua es una serpiente de la familia de las boas, de coloración amarronada con manchas amarillentas, que se alimenta de aves y mamíferos pequeños a los que mata por constricción. Movediza y silenciosa, la denominada "boa de las vizcacheras", también conocida como lampalagua, es considerada como la serpiente más grande que habita en la Argentina.
Bautizada con el nombre científico de "Boa constrictor occidentalis", es dueña, además de su notable tamaño, de otra particularidad: es una de las variedades de ofidios que más cerca está de la extinción. Con presencia cada vez menor en provincias como Salta, Formosa, Chaco, Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Juan, Córdoba, Mendoza y San Luis, la lampalagua es de comportamiento solitario y más bien nocturno. Carece de veneno pero tiende a morder.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Tira Rex
Tira Rex · Hace 1 mes

tene cuidado nely no se te valla a meter el vivoron por tu caverna

Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

Triste final de una lampalagua.

humberto jimenez
humberto jimenez · Hace 1 mes

para mi que la uso de correa de ventilador

damian palomino
damian palomino · Hace 1 mes

Es que los policias -como los taxistas- son de lo mas im béciles. Y no me explico como es la selección de los policias. Será por grado de estupidez?. Pero ojo! Pa dañinos y mente sucias nadie les gana! Dios! Cuidame de policia que de los delincuentes puedo cuidarme yo

abel nicanor cuyupari
abel nicanor cuyupari · Hace 1 mes

no solo en el campo hay terribles viboras, en la ciudad tambien, de aproximadamente 1.60 a 1.70 mts. nombre cientifico "nuera "