Con Elisa Carrió incorporada a último momento, y por segunda vez en poco más de un mes, el presidente Mauricio Macri encabezó en la mañana de ayer un timbreo que se desarrollaba en todo el país. Llamó la atención, también, la presencia la pequeña Antonia, la hija menor del mandatario, en la comitiva.
El jefe de Estado estuvo en Las Heras, según él mismo publicó en su Twitter, con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Con la mandataria -la dirigente política con mejor imagen en la provincia- Macri repitió la postal del 20 de agosto pasado, cuando ambos recorrieron San Miguel. "Hace 11 años hacíamos el primer timbreo. Hoy salimos una vez más", recordó Macri a través de Twitter.
Este fue el primer timbreo que los tres principales partidos de Cambiemos comparten, algo inédito desde que ganaron las elecciones.
La actividad -una marca de Pro durante las campañas electorales- se desarrolló durante la mañana por barrios de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, y se replicó en ciudades de todo el país.
Si bien en un primer momento Carrió no iba a ser de la partida por problemas de agenda, la diputada finalmente pudo ajustar sus horarios y salió a timbrear en Capilla del Señor, el lugar que eligió para vivir hace un par de años, donde tenía previsto participar de una actividad de su instituto Hannah Arendt.
Ayer, minutos antes de las 10, hora en que comenzaba el timbreo, Carrió publicó un tuit que pareció descartar una crisis interna en el oficialismo ante su ausencia en la actividad: "El cambio se hace con amor a la República, decisión y coraje! #CambiemosJuntos".
La UCR, con el titular partidario José Corral a la cabeza, también tuvo presencia en el timbreo, mientras que el líder del partido FE, Gerónimo Venegas, hacía lo propio en algún lugar del conurbano.
Funcionarios, legisladores y voluntarios de Cambiemos llegaban a los hogares con una foto del Presidente abrazado con niños y un texto alusivo. "Cuando trabajamos juntos podemos hacer la diferencia y construir el futuro que queremos. Vos sos protagonista en esta nueva Argentina", reza el volante con el colorido logo del oficialismo al pie.

El toque Carrió

Elisa Carrió le puso su toque personal al timbreo nacional de Cambiemos, actividad de la que finalmente participó.
Con una vincha con dos números 60 de color fucsia, la diputada nacional se encontró y conversó con vecinos de Capilla del Señor, localidad donde vive desde hace un par de años.
A unos 80 kilómetros del presidente Mauricio Macri, que recorrió General Las Heras con Vidal, Carrió se mostró junto al diputado Fernando Sánchez. Luego, como se preveía, inauguró la sede local del Instituto Hannah Arendt en Capilla del Señor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora