Mientras anoche los diputados aprobaban con fuerza de ley la reforma al Código Contravencional, fuera los familiares de víctimas de crímenes impunes y otras organizaciones sociales se manifestaban en su contra dado que penaliza a quien "impida u obstaculice la circulación de vehículos".
"El ejercicio de los derechos constitucionales no constituye contravención. A tal fin deberá, con razonable anticipación, darse aviso a la autoridad competente", como dice el texto, cuya inspiración atribuyen al "espíritu autoritario y fascistoide del actual gobierno".
¿Te parece correcto pedir un p...
Esto significa que una manifestación en la vía pública deberá ser anunciada con anticipación al órgano competente que, se supone, es el ministerio de Seguridad. De lo contrario, la sanción puede llegar hasta veinte días de arresto o multa.
El Partido Obrero fue el único que se opuso y sostuvo que el cambio se da cuando llega un gobierno nuevo que aplicará medidas de ajuste que llevarán a los trabajadores a querer manifestarse públicamente.
El mismo artículo que penaliza la obstrucción a la vía pública sin previo aviso también suma la penalización al trabajo de los "trapitos" y tenía ya de antes las sanciones para quienes venden en la calle sin autorización o se instalan en espacios como atrios de templos, plazas o paseos públicos.
La reforma
Otro punto relevante de la reforma del Código es el que da espacio al juez de Garantías para que actúe y que la Policía pase a ser auxiliar de la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


maria lopez
maria lopez · Hace 12 meses

perfecto !!!! era hora que lo hagan , no puede ser que la gente salga a manifestar cortando las calles perjudicando a quienes estamos trabajando , no pueden quitarnos la libertad de circular libremente por la ciudad , esa costumbre malisima es herencia de la decada ganada

- Nonnoc
- Nonnoc · Hace 12 meses

Art. 43.- Toda persona puede interponer acción expedita y rápida de amparo, siempre que no exista otro medio judicial más idóneo, contra todo acto u omisión de autoridades públicas o de particulares, que en forma actual o inminente lesione, restrinja, altere o amenace, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, derechos y garantías reconocidos por esta Constitución, un tratado o una ley. En el caso, el juez podrá declarar la inconstitucionalidad de la norma en que se funde el acto u omisión lesiva. Podrán interponer esta acción contra cualquier forma de discriminación y en lo relativo a los derechos que protegen al ambiente, a la competencia, al usuario y al consumidor, así como a los derechos de incidencia colectiva en general, el afectado, el defensor del pueblo y las asociaciones que propendan a esos fines, registradas conforme a la ley, la que determinará los requisitos y formas de su organización. Toda persona podrá interponer esta acción para tomar conocimiento de los datos a ella referidos y de su finalidad, que consten en registros o bancos de datos públicos, o los privados destinados a proveer informes, y en caso de falsedad o discriminación, para exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquéllos. No podrá afectarse el secreto de las fuentes de información periodística. Cuando el derecho lesionado, restringido, alterado o amenazado fuera la libertad física, o en caso de agravamiento ilegítimo en la forma o condiciones de detención, o en el de desaparición forzada de personas, la acción de hábeas corpus podrá ser interpuesta por el afectado o por cualquiera en su favor y el juez resolverá de inmediato, aun durante la vigencia del estado de sitio.

- Nonnoc
- Nonnoc · Hace 12 meses

Art. 14.- Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.


Se está leyendo ahora