Mateo Torres, concejal aborigen de Santa Victoria Este hasta el 10 de diciembre, está desde el miércoles en Salta, a más de 50 kilómetros de su casa en Santa María para entregar en persona al senador provincial de esa localidad, las notas de su comunidad, en uno de los departamentos más pobres de la Argentina.
Mateo llegó el miércoles a Salta, con la promesa de encontrarse con el senador Mashur Lapad. 'La secretaria prometió una audiencia para que yo pueda entregarle las notas que hizo mi comunidad. Yo se la tengo que dar en mano y de acá no me voy a mover hasta que no entregue las actas en mano, porque ese es mi trabajo para la comunidad. Pero no me atiende', le dijo ayer a El Tribuno el concejal originario.
'Ayer me dice la secretaria que el senador estaba de viaje con el gobernador y más tarde me entero que había sesión. Estuve de 9.30 hasta las 14. Yo creo que estaba ahí. Me voy a quedar en la Legislatura hasta que me atiendan. Es el senador de nosotros y tiene que trabajar por nosotros. Pero solo aparece por los votos. Ganó en las tres mesas de Santa María. Lo apoyamos mucho y ahora no nos atiende y no puedo acercar los problemas de mi comunidad. No es la primera vez. Siempre está en otro lado', dijo molesto.
'Vine también con el enfermero Lino Torres, a gestionar un chofer para la ambulancia y tantas cosas para la salud de nuestros chicos. El puesto de La Puntana no lo arreglaron nunca. El año pasado prometieron, porque ahí se murió un chico, pero no arreglaron el puesto', remarcó y aseguró que esperará a ser atendido. 'No tengo plata para volver a Santa victoria, así que me quedaré acá', aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora