El Concejo Deliberante de la ciudad de Rosario de la Frontera retomó la discusión sobre conductores bajo los efectos del alcohol. El edil Sebastián Iglesias presentó un proyecto de ordenanza, que está siendo analizada por las comisiones de trabajo del Cuerpo Deliberativo y que tiende a buscar controlar el excesivo consumo de alcohol, una de las principales causas de accidentes de tránsito de nuestro municipio.
"Es sumamente necesario establecer medidas estrictas para el control y sanción a infracciones de tránsito por causa de ingesta de bebidas alcohólicas. El alcohol es un tóxico represor del sistema nervioso central, altera la percepción y disminuye la capacidad de atención", manifestó a El Tribuno el concejal Sebastián Iglesias.
Sostuvo que "permitir a una persona conducir en estas condiciones implica dejarlo manipular un arma capaz de matar, invalidar o herir, careciendo de dominio y reflejos adecuados para tan riesgosa actividad".

Medidas

El proyecto de ordenanza del concejal Iglesias prevé las siguientes consideraciones: se prohíbe conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia mayor a 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre y mayor a 0,2 para quienes conduzcan motocicletas o ciclomotores. Para vehículos destinados al transporte de pasajeros de menores y de carga, queda prohibido.
Invita al municipio, a la Policía y a la sociedad en general a trabajar mancomunadamente para disminuir los accidentes de tránsito.
También la norma fija como medida cautelar retenciones preventivas cuando los conductores sean sorprendidos en estado de intoxicación alcohólica, estupefacientes y otras sustancias que disminuyan las condiciones psicofísicas normales. La retención del vehículo no deberá exceder el tiempo de doce horas.
Establece una multa de 5.000 unidades tributarias en caso de estado de intoxicación alcohólica o bajo influencia de estupefacientes. Si es reincidente, se triplicará el monto de la multa y se dará una inhabilitación para conducir vehículos de transporte de uno a seis meses.

Campaña de concientización

Los concejales buscan difundir campañas de concientización vial en la comunidad de Rosario de la Frontera. "Es sumamente necesario para reconocer la problemática que representa el tránsito en nuestra ciudad", dijo el concejal Sebastián Iglesias.
El proyecto de ordenanza busca la manera de inculcar el uso obligatorio del caso para las motocicletas, respetar los semáforos, las sendas peatonales, ruidos molestos, alcoholemia y otros temas que atañen a la seguridad de la ciudad termal.
La norma autoriza al Ejecutivo municipal a que el 30 % de publicidad y propaganda del presupuesto del presente período fiscal sea destinado a campañas de prevención vial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora