El defensor del Pueblo de Cerrillos, Carlos Paz, denunció que hace cuatro meses que el Concejo Deliberante no le gira las partidas para pagar los sueldos de esa institución.
"No podemos funcionar de esta manera. Esta situación afecta la institucionalidad de la Defensoría del Pueblo. Es obligación de los concejales enviarnos en tiempo y forma las partidas asignadas por el presupuesto", remarcó Paz.
Por eso, la semana pasada presentó un amparo ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de Tercera Nominación, a cargo de José Gabriel Chibán.
"El juez ordenó a los demandados, es decir al legislativo comunal, que depositen en el plazo de dos días hábiles, en una cuenta que deberá abrirse en el banco Macro y perteneciente a estos autos, la suma requerida por el amparista de $ 21.747,81, que formaría parte de la partida presupuestaria aprobada y destinada a la Defensoría del Pueblo de Cerrillos, para afrontar parcialmente los créditos de naturaleza alimentaria (sueldos)", contó el defensor.

Qué debe el Concejo

La deuda viene con arrastre. Según el titular de la institución, el problema se origina en noviembre de 2015 y, con excepción de diciembre, "hasta la fecha no recibimos ni un peso", aseguró. Además apuntó a que el Concejo Deliberante "actúa de manera arbitraria y caprichosa. Prueba de ello, es que se encuentran al día con el cobro de sus dietas. Cada concejal percibe alrededor de $16.000 mensuales".

El organismo

En 2011 nació la Defensoría del Pueblo de Cerrillos. La normativa establece que el Ejecutivo incorpore en las partidas los montos para su funcionamiento. Esta es remitida al Concejo Deliberante, encargado de asignársela a la Defensoría. Desde sus inicios existe cierta reticencia a cumplir con este paso. Prueba de ello es que en los últimos cinco años no fueron pocos los conflictos que originó la falta de giro de partidas a la Defensoría, lo que terminó con denuncias, amparos y procesamiento de ediles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia