Ayer se realizó una conciliación obligatoria en la Secretaría de Trabajo de la Provincia, en el marco de las diligencias que viene realizando el organismo para tratar de destrabar el conflicto entre el municipio capitalino y los nueve gremios que conforman la Intergremial municipal. El foco del problema es el polémico artículo 131 del convenio colectivo, acordado entre el intendente Miguel Isa y la oficialista Unión de Trabajadores Municipales (UTM) que conduce desde hace 1 año Pedro Serrudo, que dispone un descuento del 1,5 por ciento de los haberes de los trabajadores. Se trata de un aporte al margen del que los empleados aportan en concepto de cuota societaria a las organizaciones gremiales a las que pertenecen.
Según la Intergremial, la situación se agrava más aún por el hecho de que todo lo recaudado por dicho concepto será administrado por Serrudo. La dirigencia sostiene que detrás de esto se oculta una abierta intencionalidad de hacer desaparecer a las nueve entidades que conforman el bloque, ya que los trabajadores no pueden soportar dos descuentos a la vez. En la audiencia de ayer ratificaron que el artículo de marras "es ilegítimo, arbitrario e inconstitucional", porque atenta contra la libertad sindical. "Los trabajadores no pueden hacer un aporte para beneficiar a un gremio al que no pertenecen", expresó Adrián Amén, el secretario del sindicato que nuclea a los empleados del Tribunal de Cuentas.
Compás se espera
Gustavo Serralta, responsable de la Unidad de Seguimiento y Control de Gestión Municipalidad, planteó que la situación se complica por el hecho de que el convenio colectivo ya está homologado por el Ministerio de Trabajo. No obstante, el funcionario solicitó un cuarto intermedio hasta el próximo viernes a las 10. Se estima que ese día podría encontrarse una vía de solución al conflicto y de esa manera evitar que los gremios pongan en marcha el anunciado plan de lucha.
"Nosotros nos sometimos a las negociaciones porque desde siempre hemos priorizado el diálogo", sostuvo Adrián Amén. Sin embargo, fue categórico en sus expresiones al señalar que "no vamos a renunciar al planteo de fondo que es la eliminación del aporte que nos quieren imponer". Y Agregó: "Nosotros no participamos de las negociaciones y, por lo tanto, no podemos aprobar lo que otros firmaron".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora