Unos 50 operarios de la comuna y 20 vehículos fueron dispuestos en esta oportunidad por la Municipalidad de Orán para cumplir el operativo de descacharrado selectivo planificado para peinar la ciudad calle por calle entre ayer y hoy.
El jefe de Gabinete, Juan Cruz Curá, remarcó que este descacharrado es diferente al realizado a principios de año, por eso el nombre de selectivo, es decir, que cada agente ambiental que ingresa a los domicilios retira lo que el propietario indique como chatarra.
"Buscaremos los huevos y larvas del mosquito Aedes aegypti", sentenció por su parte Carmen Olivera, titular del programa de Enfermedades Tropicales. Y advirtió a los vecinos que no esperen sacar, como en las veces anteriores, todos elementos que no usan en la casa y que no tienen nada que ver con reservorios. Además, recalcó que los operarios ingresarán a los domicilios y alertó al respecto a los vecinos sobre que deberán exigir las credenciales correspondientes a los agentes municipales.
El operativo se inició ayer en la zona norte de la ciudad, desde el arroyo Zenta y avenida Esquiú, para ir avanzando hacia el centro de la ciudad. Concluirá hoy en el sector sur, de manera de abarcar todo el ejido urbano de Orán.
Olivera contó además que hubo una reunión en Salta, en la Coordinación Provincial de Epidemiología, ratificándose el compromiso de asistencia de Orán. Olivera aseguró al respecto que es compleja la tarea en una ciudad con más de 100.000 habitantes y en 32.000 viviendas, comprendidas en las 1.100 manzanas existentes. Y remarcó que en febrero último, el 30% de las casas estaba infestada de mosquitos.
En ese momento no se pudo evitar que el brote de dengue desbordara todos los controles y pusiera en riesgo a la población.
De acuerdo a los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que una comunidad no tenga epidemia o el riesgo sea mínimo, debe tener un nivel de infestación menor al 1 por ciento. El riesgo es moderado cuando el porcentaje va del 1 al 5 por ciento y alto si es mayor al 5 por ciento. Es decir que el riesgo de Orán en el último verano era altísimo.
Cabe señalar que recién en abril más de 1.500 oranenses salieron a trabajar para sacar chatarra de las casas. El operativo se hizo cuando ya se habían diagnosticado más de 800 casos de dengue y con algunas víctimas fatales. Los agentes recorrieron el centro y los barrios, dándose con la mala noticia, en mucho casos, de que propietarios que no querían permitir el ingreso a sus domicilios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Diego Vazquez
Diego Vazquez · Hace 5 meses

La Muni le metió mucha pila a este tema haciendo un muy buen trabajo de limpieza. Tenemos que esperar ahora que la gente colabore NO juntando basura en las casas. Los propietarios de baldíos deberían colaborar manteniéndolos limpios de yuyos y basura.


Se está leyendo ahora