En noviembre del año pasado, por orden del Gobierno argentino, se inició laconstrucciónde una delimitación mediante alambrados metálicos de la frontera entre las ciudades de La Quiaca (Jujuy), del lado argentino, y Villazón, al costado boliviano.
Transcurrieron varios meses para que hoy finalmente la obra quede culminada en el sector norte de esa ciudad fronteriza, donde se levantó un alambrado de aproximadamente mil metros, y con una extensión que abarca desde las vías del desaparecido ferrocarril Belgrano, hasta la avenida España.
La medida fue adoptada para brindar mayorseguridada la zona, desalentar el paso por lugares no habilitados y encauzar el paso de personas por donde debe ser, es decir el puente internacional "Horacio Guzmán". Además para que los peatones que circulan de un lado a otro diariamente por régimen de tráfico vecinal fronterizo usen la única vía autorizada donde efectúan controles la Dirección General de Aduanas y Dirección de Migraciones.
Aquellas personas que cumplen con los requisitos para salir del país deben aguardar un buen tiempo para cruzar hacia Bolivia. Con el transcurrir de los años el paso quedó vetusto debido a la gran cantidad de personas que cruzan a diario.
A pesar de algunas críticas por parte de sectores de Villazón, ambos gobiernos concluyeron en realizar un trabajo conjunto que contó con el consentimiento de todos los organismos argentinos y bolivianos.
Fuente: El Tribuno de Jujuy

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...