Un joven de 24 años fue condenado por abusar de la hija (6) de su pareja.
El juez Federico Diez, vocal de la Sala VII del Tribunal de Juicio, le dictó una pena de cuatro años de prisión efectiva por resultar autor penalmente responsable de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de una menor de edad.
Tras el fallo, el juez ordenó el traslado del acusado a la Unidad Carcelaria Nº 1.
La madre de la menor realizó la denuncia en la sede policial luego de descubrir sangre en la ropa interior de su pequeña hija.
Según se supo, la nena primero le contó que se había lastimado, pero luego le confesó lo que su padrastro lo había hecho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora