Tras una deliberación de cuatro horas, esta tarde los jueces determinaron que José Javier "El Indio" Aramayo sea condenado a 16 años de prisión por el crimen de Marcela Mamaní y que permanezca alojado en la cárcel.
Luego de la lectura del veredicto hubo aplausos de la familia de la joven en la Sala III del Tribunal de Juiciooy se fijó para dentro de cinco días hábiles la lectura de los fundamentos. También estaban presentes padres de la comisión de familiares de víctimas de la impunidad.
La sentencia se había retrasado debido a que los jueces decidieron tomar declaración a dos testigos protegidas que fueron citadas en un informe policial. Las mujeres, testigos protegjdas, fueron llamadas a declarar porque eran men­cionadas en un informe policial y sostuvieron ante los jueces que "no sabían na­da".
Al respecto, Marcelo Aníbal Fernández, hermano de Mamaní consideró que ambas testigos no habían hecho ningún aporte porque no sabían nada.
Antes de la sentencia, Aramayo había dicho: "Pido justicia, yo no maté a nadie". En tanto, lo abogados defensores Pablo Calisaya y Federico Magno habían pedido su absolución lisa y llana.
Se trató de un juicio histórico en la provincia por ser el primero sin que el cuerpo de la víctima haya aparecido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...