Marcelo Mendoza, de 21 años, fue condenado a ocho años de prisión por abusar sexualmente de una joven en estado de ebriedad, tras un festejo de Navidad, el 25 de diciembre de 2013, en la localidad de Pichanal. El fallo fue dictaminado por la Sala I del Tribunal de Juicio de Orán, integrada por Edgardo Laurenci, Mario Maldonado y Aldo Primucci. Mendoza fue hallado autor material del delito de abuso sexual con acceso carnal. Durante el debate, la víctima, de 19 años, lo acusó duramente.
Los hechos
Esa noche la chica había pasado la Navidad en la casa de un familiar, junto a un amigo. Alrededor de las 5 ambos se retiraron para ir a saludar a otros amigos. Luego, a las 8, mientras caminaban por el barrio se encontraron con Mendoza, quien los invitó a su casa. Allí bailaron y tomaron vino hasta que la joven se sintió mareada y se durmió, momento que Mendoza aprovechó para someterla. Cuando la joven volvió a tomar conciencia eran más de las 14. No recordaba qué le había pasado, le dolían sus genitales y estaba en una cama en un cuarto de la misma casa. Mendoza se encontraba a su lado, vestido, al igual que ella. La chica estalló en llanto y salió desesperada a la calle, luego fue a su casa y le contó a su madre que había sido violada. La mujer hizo la denuncia. El informe médico reveló lesiones compatibles con abuso. Las prendas intimas de la víctima fueron periciadas y se encontró el perfil genético de Marcelo Mendoza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora