A las 2.30 de ayer personal policial fue alertado por un siniestro vial ocurrido en el barrio Los Álamos. Al llegar al lugar se entrevistaron con una mujer (30), quien contó que su hermano (32) quiso reclamar al conductor de una camioneta Ford F-100 que pasaba por el lugar a gran velocidad, y al acercarse al rodado el chofer arrastró varios metros.
El hombre fue trasladado al hospital de Cerrillos, donde le diagnosticaron "excoriaciones en la parte dorsal, excoriaciones en ambas piernas y traumatismo en rodilla derecha". Luego fue dado de alta.
La policía pudo interceptar al conductor de la camioneta, de 21 años, a quien se le secuestró del interior del rodado una botella de whisky y el control de alcoholemia le arrojó 2,64 gramos de alcohol en sangre y quedó demorado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora