La gerente del hospital San Vicente de Paul de Orán, doctora Liliana Canini, anunció que la nueva ala dedicada a la atención materno Infantil comenzará a funcionar en septiembre, aunque no pudo especificar el día exacto, pero confirmó que será en ese mes.
El nuevo centro contará con todos los profesionales pediátricos que hoy se desempeñan en el hospital San Vicente, que según lo manifestado por Canini, serían 12. Las guardias para niños solo funcionarían en el materno, descomprimiéndose así la de mayores del hospital.
La médica informó también que la Municipalidad de Orán, con la firma del intendente Lara Gros, cedió una vivienda ubicada en inmediaciones del hospital para satisfacer una importante necesidad de aquellas mujeres que llegan desde el interior del área operativa a dar a luz en Orán y que deben permanecer días previos o después del parto en la ciudad.
La obra fue licitada en 2013 y entonces se anunció que el costo sería de $14.950.000 y tendría una duración de 730 días corridos.
La nueva unidad hospitalaria contará con una superficie total de 2.000 metros cuadrados cubiertos y sus áreas de atención al público estarán distribuidas en dos plantas.
En la planta baja se ubicará la recepción y administración, la sala de emergencias, el shockroom, una sala de observación de guardia, nueve consultorios externos, consultorios de odontología y una sala de estimulación temprana, además de baños públicos y para el personal.
También tendrá una sala de espera, sala de máquinas y un área de descanso para médicos y choferes de ambulancias.
A partir de los distintos hechos de inseguridad que se registraron en el hospital local y que dejaron a la vista la vulnerabilidad del nosocomio en horas de la madrugada principalmente, a partir del 1 de agosto el establecimiento contará con un sistema de seguridad privada. Estará a cargo de una empresa de Salta, estará distribuida en cinco puestos fijos y habrá uno ambulatorio.
Este personal se sumará a los ocho efectivos policiales que habitualmente dispone la provincia para el cuidado del edificio y los pacientes.
La seguridad privada tendrá a su cargo el control de las personas que ingresan y salen del edificio, tanto pacientes como personal perteneciente a la institución. Un pedido puntual de la gerenta, es que quienes integren el personal de seguridad no sean oriundos de la ciudad, para darle transparencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora