*

Confirman un oscuro negociado con los lotes de Parque La Vega
"Yo le digo la verdad, para que me dieran el terreno pagué $40.000", aseguró un adjudicatario de la manzana 26.
"A mí no me cobraron nada porque tengo entendido que estos terrenos eran para personas de escasos recursos", expresó una mujer de la manzana 39. Otra, de la manzana 27, dijo lo mismo, pero sabe que su vecino pago $30.000.
Los testimonios de estas personas grafica por qué la entrega de terrenos en un predio del Parque La Vega generó todo un escándalo. El Tribuno efectuó ayer un relevamiento en el lugar y se encontró con esta patética realidad. Esto explicaría por qué 125 familias fueron dejadas al margen de la entrega de los terrenos, pese a contar con la documentación que Tierras y Hábitat les entregó entre marzo y abril de 2013, en la que se consignaba el número de manzana y el número de lote que les correspondía. Sin embargo, cuando el viernes pasado se realizó la entrega se encontraron con la novedad de que sus terrenos estaban ocupados por otras personas.
Sergio Usandivaras, coordinador de Tierras y Bienes (organismo dependiente de Tierras y Hábitat), reconoció a través de un comunicado que hay 150 denuncias penales contra falsos gestores que vendieron terrenos. Si esto fue así, la pregunta que surge es: ¿Por qué entregaron los lotes que vendieron esos falsos gestores?
Lo que Usandivaras deja entrever en el comunicado es que las 125 familias tachadas fueron víctimas de esos estafadores. Sin embargo, los hechos confirmarían que fueron víctimas de un sistema de corrupción imperante dentro de las propias estructuras del Estado. "¿Usted cree que estas familias son de escasos recursos?", preguntó una señora al señalar a varios adjudicatarios con autos y camioneta 4x4 que empezaron a construir sus viviendas de material. "Yo no tengo marido, tengo tres hijos pequeños y no me alcanza ni para comprar un ladrillo", graficó la mujer. Y agregó: "Apenas tengo esta carpa y aquí me quedaré hasta que dios me ayude".
La realidad de esta señora contrasta con las de otras personas que ya empezaron a levantar paredes. De las consultas realizadas, el costo mínimo de una casa con una habitación, una cocina y un baño supera los 100.000 pesos. "Los terrenos nos entregaron pelados, así que nosotros nos tenemos que hacer cargo hasta el tendido de las redes de luz y cloacas", expresó una vecina. Otra sostuvo que "por lo que estamos viendo, los terrenos no fueron entregados a personas de escasos recursos, como dicen. Los necesitados aquí parece que somos los menos", sentenció.
"Le pagué a un delegado"
Las personas que compraron los terrenos dijeron que hicieron el arreglo con operadores que se identificaron como "delegados" de organizaciones sociales que actuaron como intermediarios entre los interesados y Tierra y Hábitat. "Yo le entregué la plata a uno de esos delegados, pero no sé como se llama", aseguró uno de ellos. Las familias que fueron tachadas de la lista original denunciaron que en la operatoria actuaron punteros políticos y miembros de la Corriente Clasista y Combativa. "Sabemos que el Gobierno le entregó un paquete de terrenos a esta organización para que los repartieran entre su gente", expresaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...