El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de La Plata dispuso hoy la liberación del empresario Leonardo Fariña, quien se encuentra detenido desde hace más de dos años en una causa por evasión impositiva.
La abogada de Fariña, Giselle Robles, solicitó esta semana la excarcelación argumentando que su cliente fue aceptado dentro del "Programa de protección de testigos e imputados", tras haber involucrado a exfuncionarios kirchneristas en la causa por lavado de dinero que tiene como principal imputado al empresario Lázaro Báez.
La letrada entendió que el hecho de que Fariña esté bajo este régimen, perteneciente al Ministerio de Justicia de la Nación, "neutraliza el riesgo de fuga que ponderó el Tribunal en la resolución anterior".
El 23 de marzo pasado el mismo Tribunal había dispuesto la prórroga de la prisión preventiva de Fariña por el término de seis meses, decisión que fue confirmada por los integrantes de la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal.
Sin embargo, para el Tribunal "el día viernes 8 ocurrió un hecho nuevo, público y notorio, que fue certificado actuarialmente en cuanto a que el imputado se incorporó al Programa de Testigos e Imputados protegidos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con motivo de su declaración, prestada ante el Juzgado Federal 7 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".
Ese día Fariña declaró en la causa por lavado de dinero contra el Gobierno de Cristina Kirchner, al que acusó de orquestar un plan para vaciar el Estado mediante sobreprecios para obras públicas.
El Tribunal le concedió la libertad a Fariña con la condición de "garantizar la seguridad del imputado y evitar que adopte actitudes elusivas" y que, además, "comparezca ante cada requerimiento del Tribunal bajo las medidas de seguridad que imponga la autoridad de aplicación", el Ministerio de Justicia, "bajo apercibimiento de revocar la excarcelación".
"Asimismo, el director del Programa de Protección deberá contemplar la conveniencia de utilizar, en el caso, la implementación del sistema de pulsera electrónica", agregó.
Fariña se encontraba detenido en el Hospital Central Penitenciario del penal de Ezeiza, donde según su abogada se encontraba "aislado en una pequeña habitación", donde sufría "el hacinamiento, la falta de luz y aire", sin tener "espacio de recreación, trabajo o estudio".
"Mantenerse tal situación hasta el día del debate, conllevaría el sometimiento a un trato cruel, inhumano y degradante", sostuvo la abogada Robles, de acuerdo con la resolución judicial, y señaló que su asistido corría "riesgo de vida en un penal".
Fariña está imputado por la presunta evasión de la suma de 4.620.000 de pesos, correspondiente al IVA del ejercicio anual 2010, y la presunta evasión del pago del impuesto a las ganancias por la suma de 7.700.000 de pesos del período fiscal 2010, a raíz de la compra no declarada de unos campos en la provincia de Mendoza, causa que ya fue elevada a juicio oral por el juez Ernesto Kreplak.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 7 meses

si le llegara a pasar algo ey su familia UNICO CULPABLE ES EL ESTADO..............QUE NO SEA EL SEGUNDO NISSMAN


Se está leyendo ahora