El pedido de remoción de Darío Flores al frente de la subgerencia del hospital San Bernardo por supuestas irregularidades despertó la polémica en torno a lo que sucede por estas horas en el nosocomio. La malversación de fondos se convirtió en el punto en común para pedidos de auditorías desde la gerencia general a cargo de Ramón Albeza pero también desde el lado del mismo Flores.
‘Inmediatamente después de que se tomó la decisión con el aval del Consejo de Administración, me comuniqué personalmente con el señor ministro y el Dr. Mascarello nos dio su apoyo completo‘, dijo a El Tribuno Albeza.
El martes está prevista una asamblea en el hospital desde las 9 donde Flores explicaría al personal lo sucedido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora