La Justicia Federal de Orán abrió una investigación que trajo aparejado un conflicto institucional entre la Municipalidad de Aguas Blancas y Gendarmería Nacional. Todo comenzó hace cuatro meses, cuando la fuerza de seguridad advirtió que personal del novel municipio fronterizo estaba realizando la apertura de una calle en dirección al cauce del río Bermejo, entre el puerto de chalanas y el puente internacional, los dos únicos pasos habilitados para la conexión entre Argentina y Bolivia.
El Escuadrón 20 Orán fue informado sobre esta situación por las autoridades de Aduanas y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), por lo que de inmediato, con la anuencia de las estructuras superiores de Gendarmería, presentaron la denuncia en el Juzgado Federal de Orán, a cargo del juez subrogante Jorge Montoya. En el caso tomó intervención el fiscal federal José Luis Bruno, quien se trasladó hasta al localidad fronteriza, donde constató que, efectivamente, se estaba realizando la apertura de dicha arteria que conduciría al cauce del río que sirve de límite entre los dos países. Si bien los trabajos se dejaron sin efecto con el levantamiento de las maquinarias viales, la investigación siguió su curso y ahora el fiscal Bruno citó a indagatoria al intendente Sergio Oliva.
"El Escuadrón 20 Orán hizo lo que correspondía, porque la habilitación de una calle con salida al río, con seguridad, iba a ser utilizada como un paso clandestino para el contrabando de mercadería desde Bolivia", expresó a El Tribuno el comandante mayor Guillermo Darío Basso, jefe de la Agrupación VII de Gendarmería Nacional, de la que depende la unidad militar norteña. Sin embargo el funcionario sostuvo que "la cosa no pasó a mayores porque con la intervención de la Justicia Federal de Orán se dejó sin efecto la apertura de la calle. Como es nuestra función de custodios de la frontera, nosotros dimos intervención a las autoridades competentes".

Oliva negó todo

El intendente Oliva negó en forma terminante el tenor de la denuncia de Gendarmería y dijo que dará las explicaciones del caso cuando mañana se presente a declarar en la Fiscalía federal de Orán para efectuar su descargo. "Yo no abrí ningún paso clandestino ni autoricé la habilitación de ninguna calle", aseguró el jefe comunal de Aguas Blancas al ser consultado por este medio. Oliva no oculto su molestia por verse involucrado en una situación de esta magnitud, a la que calificó como una "pantomima", dando a entender que se trata de algo que no se puede expresar con palabras.
Sergio Oliva, intendente de Aguas Blancas: “Me sorprendió la denuncia que realizó Gendarmería. No habilité ningún paso clandestino ni autoricé nada de eso”.
"En la frontera hay decenas de pasos clandestinos, no los inventé yo; están ahí de muchos años antes que me eligieron intendente de este pueblo", señaló el jefe comunal. En ese sentido, Oliva señaló que "la Gendarmería conoce al dedillo todos y cada uno de los pasos clandestinos y no hace nada para contrarrestar el contrabando y se preocupa por el trabajo que estamos realizando desde la Municipalidad".
El intendente Sergio Oliva puso como ejemplo lo que ocurre en el puesto 28 de la ruta nacional 50, donde los bagayeros sortean los controles por un camino alternativo sin que la fuerza de seguridad fronteriza lo impida, a pesar de que toda esta actividad ilegal se desarrolla a pocos metros de donde está apostado el personal. "¿Por que Gendarmería no denuncia ni toma intervención allí?", dijo. Y agregó: "Con los gomones que atraviesan el río Bermejo delante de los ojos de ellos pasa lo mismo, y entonces yo no puedo aceptar que me denuncien por algo que ni siquiera se ajusta a la realidad".
Oliva indicó que desde que asumió el cargo del nuevo municipio, creado a partir del 10 de diciembre del año pasado, se abocó al arreglo de las calles, y justificó en ese sentido el movimiento de las maquinarias viales en las distintas arterias del pueblo. "La verdad, no sé qué pensar de todo esto. No sé si esto forma parte de una maniobra política o no sé qué. Lo único que sé es que para mí la denuncia que me hicieron no tiene ninguna explicación y como corresponde voy a presentarme a declarar", concluyó el intendente norteño. Voceros de la Fiscalía federal confirmaron que la denuncia realizada por la Gendarmería está en curso y que el intendente fue citado a declarar. "Por ahora hay una investigación y a partir de las pruebas colectadas y de lo que declare Oliva se sabrá como concluirá", dijo un informante.

El comandante Basso trató de bajar los decibeles

El jefe de la Agrupación VII de Gendarmería Nacional, Guillermo Darío Basso, trató de bajarle los decibeles al caso relacionado con la denuncia presentada contra el municipio de Aguas Blancas.
“Es verdad, hace cuatro meses nosotros hicimos la denuncia, pero la cosa no pasó a mayores porque luego de la presentación que hicimos ante la Justicia Federal de Orán la apertura de la calle se dejó sin afecto”, dijo. El comandante mayor de la fuerza explicó que “nosotros intervenimos a partir del alerta de personal de Aduanas y denunciamos el caso luego de constatar que se estaba por habilitar una arteria que conduciría al río Bermejo”.
Basso señaló que en la frontera con Bolivia los dos únicos pasos autorizados para el ingreso y salida de personas son por el puente internacional y por el puesto de chalanas. “La apertura de una calle con salida al río no se puede hacer porque implicaría habilitar un paso clandestino para el contrabando de mercadería y el ingreso de personas sin ningún tipo de control”, indicó. Dijo que “como fuerza de seguridad fronteriza hicimos lo que correspondía, es decir, poner en conocimiento de las autoridades judiciales competentes”. Aseguró que antes de efectuar la denuncia, el Escuadrón 20 Orán efectuó un relevamiento en el lugar y que la apertura de la arteria fue corroborada luego por la Justicia Federal a partir de una inspección realizada por la fiscalía federal a cargo del doctor José Luis Bruno.
A juicio del jefe de Gendarmería, “se trató de un tema menor” que en nada podría empañar la relación con el municipio de Aguas Blancas. “La cosa no pasó a mayores porque desde la intervención de la Justicia la calle se cerró”, insistió. Al ser consultado sobre las investigaciones que está realizando el fiscal Bruno sobre el caso, el comandante Basso manifestó que no está al tanto.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 3 meses

este r Oliva ...No es un trigo limpio.......el tema Salvador Mazza otra vez en plana de los diario.........es una braza candente para este Gobierno ...untea sin solucion .........GENDARMERIA HACE LO QUE PUEDE ..LO QUE ESTA A SU ALCANCE....EL NARCO LO COMPRA TODO ....LO SILENCIA TODO....HASTA LAS MISMA INSTITUCIONES COMPRA ..........ENTONCES QUE PRETENDEREMOS LOS SALTEÑOS SI EL MISMO GOBIERNO DEMOSTRO QUE ESTA IINTIMAMENTE LIGADO AL MUNDO NARCOS........CASO JUEZ REYNOSO.....!!!! POBRE MI SALTA QUERIDA


Se está leyendo ahora