"Esto sucedió en la capilla del Colegio San José de Guadalupe". El mensaje, que llegó a celulares de miles de santafesinos por Whatsapp, acompaña una imagen capturada el martes, a las 10 de la mañana, en el colegio. Dentro del sagrario, en el centro de la hostia, un óvalo grisáceo deja entrever en tonos de sombras la figura de la Virgen de Guadalupe.
Quienes miran la foto como una simple imagen ven el reflejo de un rayo de luz en el cristal que exhibe la hostia. Quienes la miran con ojos de fe ven en ella la misma silueta de María que se apareció en el cerro del Tepeyac, México, y que es la patrona de Santa Fe.
La contradicción se palpitó incluso en el colegio San José, ubicado frente a la plaza de la Basílica. En su capilla, todos los martes las alumnas participan en diferentes turnos de la oración de adoración al Santísimo.
"Siempre se forma una pequeña curva de sombras por la luz del sol que desaparece al girar el sagrario. Creo que estamos todos muy sensibles por lo que sucedió en la Basílica, donde la imagen permanecía por más que movieran el sagrario", dijo en confidencia una de las hermanas franciscanas del colegio.
La hermana Patricia, representante legal de la institución, no reconoció ni desmintió la aparición: sólo se refirió a lo sucedido como un signo divino. "Para quienes realmente piensan que vieron la figura de la Virgen en la hostia es una invitación de la Madre que nos señala la presencia real de su hijo en la eucaristía, y es algo que tiene que llegar a nuestro corazón", destacó.
Embed
Nueva aparición
Es la segunda vez en diez días que trasciende la aparición de la Virgen en una hostia. El sábado 3 de septiembre por la mañana, setenta hombres la vieron durante la Adoración que se realizó en el retiro espiritual de hombres del grupo Emaús de la Basílica. En esa oportunidad, la figura no se alteró con el movimiento del sagrario donde se exponía la hostia y permaneció por varias horas. El suceso se repitió la mañana siguiente.
El martes, diez días después, las nenas de primaria advirtieron que estaba sucediendo lo mismo y avisaron a las maestras. "Los docentes que estaban ahí dicen que vieron la silueta y le sacaron fotos. En ese momento no lo tomamos como algo trascendente hasta que se viralizó por redes sociales", expresó Verónica Williams, directora reemplazante del nivel secundario.
"Yo la ví, la sentí, más allá de un reflejo de luz. Creo que la Virgen se manifestó de alguna manera, aunque sea momentáneamente: si los niños que son tan inocentes la vieron, yo les creo", dijo Marina Biondi, secretaria del colegio.
VIRGEN1.jpg
Una hostia más
"Es una hostia normal, no hay nada en ella". La frase que dijo el Pbro. Olidio Panigo, delegado episcopal de la Basílica, por la aparición en el retiro fue la misma que utilizó la Hermana Patricia en el Colegio San José. En ambos casos, la hostia fue examinada en busca de relieves, marcas de agua o alguna explicación racional de la aparición de la figura de María en ella. Las dos veces, fue en vano.
Panigo contó a este diario que las hostias que se exhiben para adoración son nuevamente consagradas en misa y luego consumidas por el sacerdote como parte de la celebración para evitar el deterioro por el paso del tiempo. Todas las hostias siguen el mismo curso, incluso estas dos.
Más allá de las versiones, las autoridades religiosas se manejan con cautela. Panigo destacó que lo sucedido el sábado 3 fue vivido como "una manifestación privada para quienes lo vivieron". Es la misma línea en la que se expresó hoy la Hermana Patricia: "Quedará en el corazón de cada persona, yo sólo digo que es un signo que nos invita a la adoración", resaltó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ceci N
Ceci N · Hace 2 meses

Menos mal que aclararon eso de "los que ven con ojos de fe"...soy creyente pero convengamos que la gente ve lo que quiere ver. Hay que tener cuidado con eso


Se está leyendo ahora