En una puesta en escena que logró combinar una de las celebraciones católicas más importantes con lo más profundo de las raíces salteñas, en Metán se realizó la quinta edición del Vía Crucis Gaucho en la mañana del Viernes Santo.
Jinetes de distintos fortines de la zona, vecinos, sacerdotes, autoridades y una caravana de vehículos acompañó el amplio recorrido que se inició en la Unidad Carcelaria local, en la histórica Villa San José.
Desde allí se fueron reconstruyendo las estaciones con el imponente marco que brindaron los gauchos montados a caballo, con sus vestimentas típicas, pero con la particularidad de haber utilizado trajes negros para la ocasión y los tradicionales ponchos rojos.
La representación se hizo acompañada por canciones y reflexiones redactadas por el sacerdote Gustavo Paredes. Se trata de un disco especialmente grabado por artistas y compositores locales para este Vía Crucis.
Fue una importante revalorización cultural que se hizo por quinto año consecutivo durante Semana Santa y que ya forma parte del calendario turístico de la provincia.
En 2007, los vecinos Marcela Romeri y su esposo Yako Viñas, legaron a la localidad del sur provincial el himno a San José de Metán. Autora y compositor han obtenido numerosos premios en este rubro musical y escribieron muchas canciones, entre ellas la del exitoso festival folclórico "Festimiel".
En esta oportunidad, los artistas sorprendieron con las 15 canciones del Vía Crucis Gaucho, dejando a Metán una nueva e invalorable obra de arte musical y religioso.
Este CD contiene las reflexiones del padre Paredes, quien fue parte y guía espiritual de este logro y de las canciones adecuadas a cada reflexión, interpretadas por músicos metanenses, quienes con buena voluntad y disposición le dijeron sí al proyecto de los autores.
Las escenografías, con las ermitas a lo largo de la representación del calvario, fueron colocadas en instituciones como el Hogar de Ancianos y el hospital Del Carmen. Los gauchos fueron acompañados por numeroso público que caminaba a la par y una caravana de vehículos también recorrió las parroquias San José y El Milagro y la Municipalidad, donde fueron recibidos por el intendente Fernando Romeri y el secretario de Gobierno comunal, Sebastián Otero.

via.jpg
Una de las escenas en las que Cristo es castigado camino a la crucifixión. CORRESPONSALÍA
Una de las escenas en las que Cristo es castigado camino a la crucifixión. CORRESPONSALÍA
La crucifixión
Tras recorrer las estaciones, el momento más conmovedor y emotivo, que llevó hasta las lágrimas a una multitud, se realizó en un predio ubicado frente a la terminal de ómnibus, donde se representó la crucifixión de Jesús, interpretado por Gastón Torres.
Doce actores estuvieron a cargo de la puesta en escena. Lo inédito fue que esta vez los soldados romanos fueron representados por gauchos, quienes estuvieron a cargo de los tormentos y de poner al Señor en el madero.
Se trata de integrantes del reconocido grupo Los Ariscos y de miembros del Cuerpo Artístico de Danzas Municipal.
Adriana Cazón, profesora del cuerpo de danzas, fue la encargada de representar a María y se refirió a la escenificación en nombre de todos: "Estamos muy conformes y contentos por la participación de los gauchos y por la excelente respuesta y respeto incondicional del público. El Vía Crucis Gaucho sigue creciendo y ya forma parte del calendario turístico salteño".
"En esta oportunidad, un nuevo programa que se emitirá por la televisión pública nacional grabó la quinta edición para que todo el país pueda disfrutar de esta interesante iniciativa", dijo María Laura García, directora de Turismo y encargada de la organización.
Durante la Semana Santa existe una expresión cultural religiosa muy típica en los pueblos de América que consiste en la reconstrucción del Vía Crucis en los cuales se reflejan los distintos momentos de la Pasión de Cristo en cada una de las estaciones.
Los rituales católicos tienen un lugar destacado y esta es una muestra más de fe y tradición viva y perpetua en esta región salteña.
En San José de Metán hay un profundo sentimiento de fe católica entre sus habitantes, es por eso que más allá de participar como meros observadores, es muy notoria la comunión espiritual para representar y vivenciar la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

via crucis.jpg
El mensaje del sacerdote
Al finalizar la representación del Vía Crucis Gaucho, en El Paseo de la Estación donde se realizó la escena final de resurrección, el padre Carlos Castillo dio un especial mensaje.
"Estamos viviendo esto porque nos convoca el Señor en un día tan fuerte. Porque no solo es el día de la misericordia, sino porque 2016 es el Año de la Misericordia", expresó.
"Como dice el papa Francisco, la misericordia, que es un don recibido, se convierte en una tarea. Salgamos de este Vía Crucis para vivir las obras de misericordia: dar de comer al hambriento, de beber al sediento, vestir al que está desnudo, visitar a los presos, alojar al que está de paso y todas las manifestaciones espirituales y las que en casa podemos practicar ayudando y dando buenos consejos", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora