Indonesia, que ya tenía varios casos de selfies mortales en sus estadísticas, acaba de registrar un nuevo accidente. Una veterinaria fue pisoteada hasta la muerte por un elefante mientras intentaba tomarse una foto con el animal. Según informa el periódico "The Jacarta Post", el accidente, tuvo lugar cerca de la localidad de Wonogiri, en la isla de Java, y el elefante participaba en un programa de entretenimiento turístico.
Los periodistas no pudieron aclarar si el suceso se debe a un acto de agresión por parte del elefante o una mera falta de precaución por parte de la víctima, que hipotéticamente no era inexperta en las normas de comportamiento con los animales. De todas formas, Indonesia es el único país que ha aumentado el número de muertes "por autofoto" este año.
El mes pasado el fuerte oleaje se llevó al mar a dos vecinos que estaban fotografiándose en una playa también de la isla de Java. Un mes antes un estudiante universitario perdió la vida al caerse a un río por tomarse una fotografía delante de una cascada en Bogor, Java occidental. No obstante, no es Indonesia, sino la India, el país que más accidentes mortales de este tipo.
Según las cifras que publicó a principios de este año el portal analítico Priceonomics, China sufrió entre los años 2014 y 2015 un solo caso mortal vinculado a las selfies, mientras que en la India hubo 19, cuando la población de ambos países es muy similar.
El caso registrado en la ciudad india de Pathankot de un chico de quince años muerto a causa de un disparo en la cabeza, del que RT reportó a comienzos de este mayo, ha elevado a veinte el número de fallecidos. El adolescente apretó por accidente el gatillo de la pistola que sostenía en lugar de pulsar el celular para sacarse una imagen con el arma.
Casi el mismo caso sucedió en 2014 con el mexicano Oscar Otero, el cual se quería fotografiar con un revólver. La diferencia consiste en que había tomado con sus amigos varias latas de cerveza antes del accidente. De todas formas, en México de momento ha sido el único caso de este tipo.
Rusia y EE.UU., los números dos y tres en la lista
A la India le sigue Rusia, donde varios jóvenes han muerto mientras caminaban por puentes y azoteas y se grababan para demostrar sus habilidades físicas en las redes sociales. El Ministerio del Interior llegó a difundir una breve guía que detalla cómo no morir mientras se hace una foto. La Policía rusa lanzó una campaña contra los "selfies mortales" que todavía no ha dado los resultados esperados, ya que los jóvenes continúan arriesgando sus vidas.
Estados Unidos ocupa el tercer lugar en la lista de Priceonomics. Los casos se deben principalmente a jóvenes que quisieron fotografiarse muy cerca de un animal salvaje. Las autoridades del Parque Nacional de Yellowstone han informado de que el número de accidentes ha aumentado debido a la afición de los turistas a fotografiarse con manadas de bisontes.
No es la cámara lo que mata: la gente muere por descuidos mientras buscan la mejor postura, ángulo o composición. Formalmente la causa de cada muerte depende de las circunstancias. Según Priceonomics, prevalece la caída desde una altura: las víctimas prefieren extender al máximo el brazo o el "palo selfie" que agarrarse a algún asidero. Hay también algunos ahogados, personas arrolladas por trenes y jóvenes que se dispararon en la cabeza sin ninguna intención de suicidarse.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 6 meses

Que se maten todos por boludos!!!!