Ganas de algo más, antojito por algo dulce o ganas de comer todo lo que está sobre la mesa. Seguro conoce la experiencia.
Aquí algunos consejos que seguro te serán de utilidad:
  • Cepillarse los dientes cuando termine de comer. Cuando se cepilla los dientes ¿le dan ganas de comer algo más? Seguramente la respuesta es no. Muy útil para después del almuerzo y de la cena.
  • Tomar agua primero. Muchas veces, los antojos dulces son un signo de deshidratación. Antes de comer algo dulce, tome un vaso de agua y espere unos minutos para ver qué pasa.
  • Comer frutas y vegetales naturalmente dulces. Zanahoria, calabaza, batata, por ejemplo, son naturalmente dulce, saludables y deliciosas. Un jugo de zanahoria, remolacha y jengibre puede ser un gran aliado.
  • No saltear comidas o estar muchas horas sin comer. Al contrario de lo que puede pensar, a la mayoría de las personas les produce el efecto rebote ya que para tener energía la tendencia después de un pequeño ayuno es comer mucho, dulce y procesado.
  • Mueva el cuerpo. Cuando aumenta su energía naturalmente, no necesita usar a la comida para "levantarse". La actividad física ayuda a tener equilibrado el nivel de azúcar en sangre -lo que permite mantener su energía estable-. Además reduce el estrés y la tensión, que son la mayoría de las veces causales de antojos por ansiedad.
Prueben uno, o todos estos consejos. Su cuerpo es su mejor maestro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora